domingo, 23 de julio de 2017

Osos polares en Islandia


En Islandia la fauna terrestre autóctona esta limitada a un puñado de animales, donde la cúspide de la pirámide alimenticia la tiene el zorro ártico islandés. Eso sin contar con los animales introducidos por los pobladores humanos, pero al final, y entre las medidas que se ponen desde las autoridades y la propia climatología el resultado viene a ser el mismo y en las zonas salvajes el zorro tiene la predominancia.
Sin embargo, en ocasiones, Islandia recibe visitantes venidos del norte, que llegan en casquetes de hielo desprendidos de las grandes masas que hay en la vecina Groenlandia y mas lejos aun. Son los Osos Polares.
Los Osos Polares (Ursus maritimus) son los mayores carnívoros terrestres de todos, solo rivalizados por otras especies de osos, como los osos Kodiak de Alaska. Según la edad y el sexo del animal, oscilan entre los 300 y casi 700 kilos de peso y los 2,5 a 3,5 metros de estatura, en el caso de los animales mas grandes. Debido al hábitat que tienen son carnívoros puros y son los encargados de regular poblaciones de focas, y otros animales tanto terrestres como marítimos. Son muy fuertes, resistentes y ademas son buenos nadadores y buceadores. Los osos polares suelen llegar a Islandia cuando son atrapados por las corrientes marinas los bloques de hielo en los suelen estar y son arrastrados hacia el sur. De la misma forma que las costas islandesas del norte suelen recibir madera de deriva, suelen también recibir grandes bloques de hielo que a veces tienen pasajeros.


Antaño, se creía que en la isla había una colonia de estos seres, cerca del centro de la misma y que en ocasiones migraban al norte, sobre todo en invierno. Las leyendas hablan también del Bjarndýrakóngur o Rey de los Osos polares, un oso de tamaño descomunal que se dice que nació del cruce entre un oso y una morsa y cuyas caracteristicas mas llamativas es que tiene un cuerno en la frente parecido a los narvales con el que emite luz, los carrillos cubiertos de una pelambrera roja, enormes colmillos y la capacidad de hablar y comunicarse no solo con sus congéneres si no también con personas, al que se le atribuye ademas una gran sabiduria. Es el ser que sale en la portada del Mythic Iceland BRP 4ª y tiene perfil completo de juego en las pagina 219 y 220 (En la 218 salen los Osos polares). A su lado se habla del Rautkinn o Carrillo Rojo, un oso polar emparentado de alguna forma con el Rey de los Osos polares y que suele atacar granjas aisladas, matando a todos sus ocupantes.

Lo cierto es que en Islandia hay documentados muchos casos de apariciones de Osos polares prácticamente desde los tiempos de los primeros asentamientos extensamente documentados y hasta hay zonas que llevan su nombre como el lago Húnavatn o Lago del Osezno. Es mas, algunos islandeses que sirvieron a las ordenes de reyes noruegos o daneses entregaron como presentes a los monarcas tanto pieles como animales vivos a sus empleadores. Cuando se empezó a usar la heráldica en la Edad Media, los islandeses que se destacaban al servicio de los reyes y los grandes señores solían recibir como escudo de armas o parte de el la efigie de un oso polar. Sin importar el esmalte o color que tenga la figura, un oso en heráldica suele significar alguien que es protector, resistente y feroz. Si era blanco ademas, indica sinceridad y honorabilidad.


En tiempos mas modernos, los osos polares siguen llegando en ocasiones a la isla, a la zona de los Fiordos del Oeste, pero sobre todo el norte y noreste de la isla. En los primeros años de los asentamientos humanos en la isla se contaron 250 llegadas con mas de 500 animales de todas las edades. Durante los crudos inviernos de 1880-81 y 1917-18 (Especialmente este ultimo fue virulento) también llegaron muchos animales, aunque en menor numero. En el siglo XXI los avistamientos han sido mas bien esporádicos y dispersos en en el tiempo.
Las leyes islandesas son muy claras al respecto: Cuando un oso polar llega a la isla, generalmente esta hambriento y lo primero que hace es cazar, siendo sus presas mas fáciles el ganado y otros animales domésticos, que están generalmente sueltos y que no temen depredadores. Al haber presas fáciles y abundantes, los osos no tienen interés en volver a desplazarse y se quedan en la zona. El terreno les da múltiples opciones para buscar refugio y mas sustento. Es cuestión de tiempo que ataquen a personas, por lo que hay que evitarlo a toda costa. Eso significaba antes matarlos a primera vista.
Islandia es un país con una cantidad muy grande de armas de fuego para un país con tan poca población. La tasa de armas de fuego por hogar, en el caso de civiles, es del  23,5%(Ver), aunque afortunadamente eso no se traduce luego en violencias o suicidios, debido a las leyes y los procesos para que te den un arma de fuego y la propia mentalidad del país (Ver). Eso significa que si un oso es avistado, tiene muchas posibilidades de acabar abatido por parte de los locales. Pero en el año 1993, el gobierno islandés puso una serie de leyes para evitar que se montasen cacerías ilegales si aparecen osos polares en las cercanías, al tiempo que se salvaguarda tanto a la población de personas y animales domésticos como la de animales salvajes. Estas leyes se han mantenido y se han ido ampliando o retocando con los diferentes gobiernos e incluyen elementos como:
-Los cebos con veneno y trampas como cepos son ilegales.
-Si se ha de abatir un oso, ha de ser con armas adecuadas porque si son armas de calibre corto el animal puede quedar herido y en su dolor volverse aun mas peligroso y violento. Si no se dispone de armas adecuadas hay que espantarlo con disparos al aire (El animal suele salir corriendo por puro instinto) encerrarse y avisar a las autoridades.
-Es legal abatir a estos animales si están en tierra y amenazan a personas o animales domésticos, no si están en el agua o sobre un bloque de hielo.
-Se les puede capturar vivos con jaulas y de hecho es lo preferible si se puede hacer, debido a que estos animales están en riesgo de extinción (Esto ultimo, fue posible gracias a las presiones de grupos ecologistas).
-Por ultimo, si el animal es abatido puedes quedarte con el como trofeo, pero has de pagar una suma muy alta, ya que si no es entregado a las autoridades para su estudio y catalogación. Esto pasa con otros animales salvajes, como por ejemplo los zorros árticos islandeses.

Estos dos links son muy interesantes, al respecto (I y II)


A día de hoy, los osos polares son mas una curiosidad o un reclamo turístico mas que una amenaza real, como por ejemplo puede pasar en ciertas zonas de Groenlandia. Generalmente, si se diese el caso de que apareciese alguno, son los Guardacostas los que dan cuenta de el ya que están entrenados y preparados para ello, aunque en fechas recientes fue abatido uno oso polar que rondaba una granja, en el norte de la isla.
No son realmente un peligro para nadie si vistas la isla y te da por acampar, por ejemplo y las probabilidades de tomarse con uno son mas bien muy escasas. Es mas fácil ver elfos o trolls que un oso polar...
Pero todas formas, no esta de mas saber que existe una remota posibilidad, muy remota pero sigue siendo una posibilidad, de toparse con uno de estos visitantes. Si es así, el sentido común es vital.
Aunque por otra parte, ya os digo yo que si veis osos polares, seguramente serán como este, el del  Ísbjörninn Polarbear Gift Store.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails