viernes, 5 de mayo de 2017

Las polémicas sobre D&D y El Gran Héroe Americano


El impacto y la repercusión de un evento o suceso, y sus protagonistas, creo que se puede medir, de forma bastante aceptable, por el numero de manifestaciones artísticas y culturales de todo tipo que hacen referencia de forma mas o menos directa a ese evento o suceso, a lo largo del tiempo. Especialmente en una franja de tiempo mas o menos cercana al evento en cuestión (Por ejemplo, en la misma década o lustro) y si son en alguna medida, comerciales.
Si esta hipótesis fuera valida, la desaparición de James Dallas Egbert III (Como sabéis, el punto de inicio de todas las historias negativas achacadas a los juegos de rol), junto con todo lo que conllevo (Su re-aparición, su posterior suicidio, y el libro que escribió el detective privado William Dear, junto con todo el circo mediático que hubo durante y después de los hechos), tuvo un impacto bastante grande en su momento y en años posteriores.

El caso de James Dallas Egbert III, que se conoce mas o menos de forma oficial como “El incidente de los túneles de vapor de la MSU”, ha sido usado recurrentemente como parte del argumento de series de televisión, películas y libros (Y aunque no tengo constancia de ello, por ahora, si han sacado canciones del tema tampoco me extrañaría lo mas mínimo), entre otros. Totalmente, parcialmente o cogiendo el caso, desmenuzandolo y volviéndolo a montar al gusto o añadiendo cosas.
El libro, y posterior película, Mazes & Monsters de la escritora Rona Jaffe es le mas conocido de todos por la repercusión que tuvo. O la también novela Hobgoblin, de John Coyne, aunque en mucha menor medida en todos los aspectos y basándose muy ligeramente en el caso, claro (Lo justo).
Pero hay muchos mas. En Internet, te hablan por ejemplo de novelas de ciencia ficción como The Big U (1984) de Neal Stephenson (Un afamado escritor de ciencia ficción norteamericano) o de películas como Real Genius (1985), de los años 80, que hicieron parodia de lo ocurrido usándolo de base para la trama de sus historias (Creaciones curiosamente de tipo cómico, en su mayoría, aunque también intentos de dramas lacrimogenos como lo de Rona Jaffe). Otros y en tiempos mas recientes, como la novela The Rule of Four (Traducida al español y publicada por Circulo de Lectores como La Regla de Cuatro), de Ian Caldwell y Dustin Thomason, usan por ejemplo lo de irse a jugar a los túneles subterráneos de la calefacción bajo el campus universitario como parte de la trama, como se decía que hizo Dallas Egbert III (Eso si, no a “rol” si no a algo casi calcado al Laser Tag, que también comercializo TSR. Y que también tuvo su polémica añadida), aunque sea algo simplemente accesorio de la trama de la obra.

En cuanto a series de televisión, hay muchos ejemplos de las que se emitían en los años 80. Recuerdo, sin ir mas lejos, un capitulo de El Coche Fantástico donde KITT era robado y hackeado por un muchacho, superdotado e informático, que lo usa para cometer crímenes, alentado por su “novia”, una mujer mas mayor que el y que forma parte de un grupo de malhechores que sabe lo que realmente vale ese coche, por lo que engatusa al crío para que les ayude en sus fechorías. El actor que hace del niño prodigio (Su caracterización, quiero decir) y parte de su papel, recuerda un montón a Dallas Egbert III (Que era superdotado e informático).
Pero el mas famoso, o al menos el mas recordado creo yo por la gente de mas de 35 años, fue un capitulo de la serie El Gran Héroe Americano donde todo el capitulo giraba entorno a un evento casi calcado a lo que se decía que le paso a Dallas Egbert III en los periódicos americanos de la época.
Aunque claro, con los cambios y adornos adecuados.


Vamos a ponernos en situación, para saber de que hablo. Primero sobre la serie.
Su titulo original era The Greatest American Hero y fue creada por Stephen J. Cannell. Se empezó a emitir en el canal ABC (American Broadcasting Company. Los creadores de series como Once upon a time, por ejemplo) de EEUU en 1981 y duro hasta 1983 (No llego a hacer los dos años por poco, ya que se empezó a a emitir en marzo de 1981 y se corto en febrero de 1983), momento en que se dejo de emitir en medio de la tercera temporada porque la Warner Bros. y DC Comics (La primera es, o era, la poseedora de la segunda) llevaron al canal a juicio por supuesto plagio de Superman (Lo cierto es que había muchas referencias a ese superheróe en forma de parodias y chistes sobre el personaje de cómic, pero los parecidos eran muy tenues,demasiado como para decir que había plagio). Al final el tema se quedo en agua de borrajas, al ser la demanda desestimada.
No fue esta la única polémica que tuvo esta serie: el protagonista, por casualidades de la vida, se apellidaba de forma muy parecida a un enajenado que trato de matar al presidente de EEUU de aquellos años, R. Reagan, por lo que durante la serie, en sus primeros capítulos, se intenta no hablar del protagonista por su apellido o se pronunciaba diferente. Mas abajo, cuento un par de curiosidades al respecto.
Tenía la serie un total de 44 capítulos y 3 temporadas (Repartidos de la siguiente forma: Capitulo piloto, 8 capítulos la temporada 1, 22 la temporada 2 y 13 la temporada 3. De esta ultima temporada se emitieron originalmente en ABC solo 9).

La serie, que era cómica, nos cuenta las aventuras de un profesor de alumnos problemáticos de Los Angeles y apunto de divorciarse llamado Ralph Hinkley (Luego se lo cambiaron a Ralph Hanley, en medio de la serie, ya que el que intento matar a Reagan, como conté mas arriba, se llama John Hinckley Jr., que los hace muy parecidos, provocando lo que se conoce como “homofonía”:no se escriben igual, pero suenan o muy parecido o directamente igual. Y desde la muerte de JFK, los americanos seguían muy sensibles al tema de los magnicidios. De ahí, que para curase en salud,se hicieran ciertos “apaños” hasta que fue seguro usar el nombre original). Estando de excursión con sus alumnos por el desierto, es abordado por unos extraterrestres y un agente de la CIA que le hacen entrega de un traje con superpoderes (El típico de mallas de colores llamativos,icono en el pecho, capa y todo eso) y le piden que lo use para resolver los problemas de la Tierra. El se niega y quiere dar el traje a las autoridades y olvidarse del tema, pero es convencido para se convierta en un superheróe. Lo malo es que Ralph es un poco torpe y despistado, aunque un buen tipo y honrado hasta la medula eso si, y pierde el manual de instrucciones del traje (Viene con uno, si), por lo que para saber como funciona tiene que hacer experimentos con el. Y claro, pasa lo que pasa: puede volar, pero no sabe como aterrizar y por eso se estampa al hacerlo contra paredes, cubos de basura y cosas así, aunque no se hace nada porque el traje le hace super-duro y a prueba de todo. También tiene toda clase de poderes como rayos X en los ojos, super-fuerza, poderes mentales,... que para descubrirlos tendrá que experimentar (Y llevarse buenos coscorrones, de paso).
En su nuevo rol de superheróe con doble vida, tendrá la ayuda del agente de la CIA Bill Maxwell, la abogada e interés romántico del protagonista Pamela Davidson, el hijo de Ralph, y algunos de sus alumnos. Juntos vivirán muchas aventuras luchando contra mafiosos, terroristas, científicos locos y toda clase de gente “chunga”.


La serie fue todo un éxito en EEUU, pese a todo, y mas tarde se exporto a otros países siendo a su vez muy exitosa. A España llego relativamente pronto, siendo emitida la serie en TVE 1 en 1985. Se emitió todos los días de lunes a viernes a las 15:30, entre Junio y Agosto, y se emitieron los 44 capítulos, incluidos los 4 que originalmente no se emitieron en la ABC.
Curiosamente, apenas ha sido repuesta. No como otras series de los 80, como El Coche Fantástico o El Equipo A, que en algunos canales eran todo un “clásico” de verano, volviendo a ponerlas todos los años, durante muchos años seguidos, para rellenar programación.
Uno de los capítulos “perdidos”, fue el numero 10 de la tercera temporada.En España se emitió el numero 6, el uno de agosto de 1985 para ser mas exactos (Viernes, creo). Fue dirigido por Bruce Kessler y escrito Shel Willen. En el se contaba como Ralph y sus amigos tienen que buscar al hijo del Emir Abdul Al-Fahad (El típico rey árabe montado en el “petrodolar”), que ha desaparecido misteriosamente. El príncipe, que en español lo llamaron “Príncipe Aham”, así que os podéis imaginar los chistes fáciles, había ido a estudiar a EEUU y se aficiono a un juego de rol llamado “Wizards & Warlocks” (Hechiceros y Brujos) y un día jugando con sus amigos en la central de calefacción de la universidad, desaparece. Unos creen que se le ha ido la olla jugando a ese juego, pero Ralph y sus amigos sospechan algo mas siniestro...

El capitulo, que se titulaba, precisamente, “Wizards & Warlocks”, era una parodia total de todo el tema de James Dallas Egbert III, con unos cambios muy mínimos con respecto a la historia que se contaba en aquellos años en los periódicos (El capitulo, en teoría, se iba a emitir originalmente el 10 de febrero de 1983 en la ABC, por lo que faltaba mas de un año para que se publicase The Dungeon Master, el libro de William Dear, contando la verdad de lo sucedido. ABC emitió el ultimo el 3 de febrero de ese año). Lo justo para no tener que pagar derechos a la familia de Dallas Egbert III o verse metidos en una (Otra...) demanda judicial. Por otra parte, el juego de rol de TSR estaba también demasiado calcado en ese capitulo (Desde el nombre, como se llama el DM del juego, etc...), por lo que seguramente y viendo la movida que ya tenían con Warner Bros./DC Comics, pensaron para curarse en salud no buscarse otra con TSR. O al menos, fue otro elemento decisivo en su decisión de abortar la emisión de la serie, pese a lo exitosa que era, a solo cuatro capítulos de acabar.

En España, por otra parte, cuando se emitió el tema de posibles demandas y demás de la empresa de Gary Gygax y los hermanos Brume les importaba mas bien poco, al parecer. Y esta claro que la gente de TVE conocía al menos de oídas la historia de Dallas Egbert III,ademas de ver el éxito que tenia el juego en España (Dalmau i Pla tradujo y publico ese año la caja roja de D&D, el set básico de reglas).Por eso titularon el capítulo directamente “Dragones y Mazmorras” (Es decir, el nombre que se le da en España a Dungeons & Dragons).

Como veis, ante todo sutileza y diplomacia, en la piel de toro...


Cuando años mas tarde, se sacaron las ediciones en DVD de la serie, los capítulos que no se emitieron originalmente, como este, se incluyeron como contenidos extras, así como por ejemplo un capitulo piloto de la serie retomada tiempo mas tarde, pero con protagonista femenina, y que no acabo de cuajar.
El Gran Héroe Americano es, a día de hoy, todo un icono de la cultura de los 80 y se han sacado toda clase de productos basados en la serie, desde DVDs a camisetas con el logotipo del personaje (Que es un símbolo chino para indicar la palabra “centro”. Por eso, cuando se emitió en China, Hong Kong, Taiwan y demás lo llamaron “Héroe volador del centro rojo”), pasando por cómics, merchandise de todo tipo, cortometrajes y se ha hablado varias veces incluso de resucitar la serie o hacer una película (O las dos cosas, ya puestos), aunque de momento no ha cuajado nada (FOX estuvo muy cerca de hacerlo en 2014, pero creo que no pudo ser). Lo que hace a este serie un referente cultural y a la vez, algo que forma parte en un lugar destacado en la cultura friki.
Pero, ironías de la historia, su trayectoria tiene bastante elementos polémicos, algunos relacionados con elementos del mundo y la historia “geek”. Sus creadores, encima, no se resistieron a sacarle partido a la desgracia la familia de Dallas Egbert III y a toda la movida sobre los supuestos efectos negativos de jugar a D&D/JdR.


Gracias a la gente de El Doblaje. Com por las fichas técnicas de los capítulos y algunas ayudas y correcciones extras.

5 comentarios:

  1. Qué lejos queda, yo la veía de crio (tendría unos 10 años más o menos cuando la emitieron), y no recordaba el capítulo. Gran artículo, te menudo curro te has pegado.

    ResponderEliminar
  2. Yo recuerdo haber visto ese capítulo de niño.

    ResponderEliminar
  3. De pequeño me encantaba y ahora me entero del porqué duró tan poquito, que penuca.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails