martes, 25 de diciembre de 2018

Fulgrim: The Palatine Phoenix, de Josh Reynolds: Reseña


La costumbre navideña en Islandia en Nochebuena, es sentarse con la familia a leer libros que previamente te han regalado. Como costumbre, la verdad es que me gusta mucho más que otras y por si fuera poco, llevaba tiempo con ganas de sentarme en un sofá, coger un libro físico (No en la tablet) y leer. No he tenido tiempo ni disposición mental para ello en bastante tiempo, demasiado para mi gusto. Así que la llegada de Fulgrim: The Palatine Phoenix, de Josh Reynolds me vino literalmente al pelo. No es un regalo de navidad propiamente dicho, pero como si lo fuera XD.

Fulgrim: The Palatine Phoenix de Josh Reynolds es la sexta entrega de la sub-serie novellas de la Herejía de Horus, The Primarchs, una serie que centra la acción en la Gran Cruzada y antes de que cada uno de los Primarcas decidan sus lealtades hacia el Imperio o hacia Horus. Este libro salió a la venta en  Octubre de 2017. A día de hoy solo se vende la edición digital y la edición audio-libro en formato MP3, pero además hubo una edición estándar en tapas duras (Que es la que yo tengo) y una edición de lujo en tapas duras, limitada y numerada, por algún motivo cambiaron la decoración de las tapas de dorado a púrpura.
La edición de tapa dura estándar tiene 219 páginas numeradas (Tiene 17 capítulos, no muy extensos), mas una pagina en blanco al final, varias páginas de propaganda al final (En blanco y negro), la pagina sobre el autor (También al final) y las típicas a los inicios diciendo cuantos libros de la serie han salido al principio y la pagina que te pone "en situación". Entre pitos y flautas, se pone en las 230 páginas. El libro, por cierto y como detalle curioso, da impresión de tener más páginas de las que tiene no solo por las páginas de relleno y las tapas duras, sino también porque las hojas son más gruesas que de costumbre, dando la impresión de que tiene tantas páginas como las ediciones de BL de Angels of Darkness o Hunt for Voldorius.
Esta novella, como las de la sub-serie no ha sido aún traducida al español y es un tomo independiente, que no van necesariamente conectado a otras obras de The Primarchs.
La portada, por cierto, es del artista Mikhail Savier.



La acción se sitúa en un momento cercano a la recuperación de Fulgrim por parte del Emperador y durante el tiempo en que estuvo bajo el tutelaje de su hermano Horus Lupercal. Los Hijos del Emperador, en estos momentos no es más que una sombra de lo que puede llegar a ser en el futuro. Sus números son escasos y no tienen más que una sola nave capitana. Aun así, y tras una discusión con sus hermanos "mayores" sobre los métodos que tiene que seguir su legión, el decide demostrarles que puede llevar a un planeta entero al acatamiento imperial son solo 7 Astartes, más el mismo, de forma rápida y sin necesidad de una acción militar tal que arrase el mundo. Solo con diplomacia y acciones sutiles. El mundo escogido para tal hazaña es Byzas, que recibe la numeración 28-1 por ser el primer mundo de la 28ª Flota que va a ser llevado al redil imperial en solitario por los Hijos del Emperador.
Byzas es un mundo en decadencia azotado por la guerra y la traición, donde los asesinatos y las conjuras son tan habituales que es casi un hobby decadente entre las familias nobles. Un verdadero nido de víboras auto-ensalzadas en el que se mete Fulgrim y sus elegidos: Abdemon, Narvo Quin, Flavius Alkenex, Kasperos Telmar, Grythan Thorn, Cyrius y Fabius "La Araña" Bilis.
Byzas será parte del Imperio y Fulgrim ha jurado dejarlo mejor de lo que lo encontró como hizo con Chemos, su planeta natal...en un mes estándar!. Fulgrim lo arriesga todo por una riña con sus hermanos, por orgullo, por vanidad,...pero sabe realmente hasta que esta dispuesto a sacrificar lo que sea por conseguir su objetivo y sentirse respetado por sus pares?.

El autor
Las primeras historias de esta sub-serie no me convencieron, sobre todo la de Roboute Guilliman: Lord of Ultramar, que es la primera de todas. Así que iba un poco precavido cuando me dieron este libro.

Pero la verdad es que el libro está realmente bien y Josh Reynolds vuelve a mostrarse como un escritor capaz y resolutivo. Primero nos presenta a la III Legión, los Hijos del Emperador, con un grupo aún por cohesionar, con elementos discordantes y no del todo disciplinados o al menos no tanto como le gustaría a Fulgrim y que encima tienen el problema de que son pocos y excesivamente arrogantes algunos de ellos. Por otro lado, tenemos Byzas, que al poco descubrimos, sobre todo por la gran cantidad de términos en griego o en pseudo-griego (En vez de latín o pseudo-latin) que es la versión warhammeril del Imperio Bizantino en su época final, donde las conjuras, las traiciones, asesinatos y los extraños e infructuosos debates se sucedían constantemente entre los nobles y el trono mientras sus dominios caen en la ruina y la anarquía. Un pasado glorioso que se hunde por su propia corrupción interna.
Reynolds utiliza todo esto para explorar el carácter de Fulgrim y que hay detrás de su psique. No solo es orgulloso y arrogante, hay más cosas detrás de esa mascara. Hay miedos, traumas del pasado cuando creció en Chemos, hay vanidad y una necesidad de sentirse aceptado como un igual en una hermandad en la que algunos de sus hermanos han contado con ventajas que el no ha tenido. También sirve como adelanto y conexión con sus novelas de Fabius Bilis, que tiene un papel pequeño pero determinante en esta obra, así como otros personajes que saldrán más adelante en otras obras de la Herejía de Horus y de W40K.


La novella no carece de acción pero esta enfocada de otra forma. Narrativamente, la historia comienza con tranquilidad, haciendo hincapié en el hecho de que Fulgrim conseguir el acatamiento sin una guerra por en medio, y se puede observar como Fulgrim, con la ayuda de Lady Golconda Pyke, una integradora y diplomática que lleva un séquito (Y que va a ser crucial no solo en devenir de la historia sino en ir revelando capas del carácter de Fulgrim)  deja pasar por alto ciertas acciones o menosprecios que a otros de sus hermanos les hubiera llevado a arrasar una ciudad entera hasta sus cimientos, como poco.
Josh nos enseña cómo funcionan los acatamientos no militares en la Gran Cruzada y como todo no es solo diplomacia y sonrisas, ya que a veces hay que lidiar con asesinatos, conjuras, traiciones y tráficos de influencias o de información, gracia a espías, confidentes o deudos. Ahora bien, hay acción sin duda, pero nada de batallas con titanes y escuadras enteras de legionarios. Por debajo de eso tenemos de todo, desde tiroteos, persecuciones, duelos de esgrima, y más...con Fulgrim disfrutando enormemente de ello. Hay batallas, si, pero mas en plan guerra civil (Corta y donde Fulgrim y sus métodos decantan rápidamente la balanza hacia su bando).Es muy diferente a lo que suele ofrecer una obra de la Herejía de Horus o de W40K, y la verdad es que se agradece mucho.


Pero además, Reynolds sabe que tiene que dar algo especial a los fans de W40K, por lo que deja caer esta perla sobre una de las Legiones Perdidas, más concretamente, la Segunda (Página 16):

"The others seemed to share his disdain. Fulgrim bowed his head, suddenly weary. Seven voices, raised in doubt. Seven brothers, arrayed against the eighth. Even the normally contemplative master of the Second had broken his silence to accuse Fulgrim of hubris."

Fulgrim discute con siete de sus hermanos (De ahí que quiera tomar un mundo con solo siete Astartes, para que cierren bocas) sobre los métodos que tiene que implementar su Legión para conseguir sus objetivos y estar a la altura de los demás, pese a tener menos efectivos y recursos. Aunque del que más se habla es de Russ, parece que entre los otros están Horus, Guilliman, Dorn y otros tres más que no parecen nombrados, salvo uno del que se dice es "normalmente  contemplativo" y que "rompe su silencio para acusar a Fulgrim de hubris" (Es decir, un orgullo y autoconfianza tan excesivos que es peligroso para el y para los demás, llevando a tomar decisiones estúpidas y potencialmente desastrosas), que es el Señor de la Segunda...Legión, por lo que Josh Reynolds nos indica que cuando Fulgrim fue descubierto, la Segunda Legión aun no estaba perdida. Y con dos pinceladas nos describe el carácter de uno de los dos Primarcas Perdidos.
Inconmensurable, no os parece? Estas cosas son detalles que personalmente, agradezco muchísimo.

Puede que no sea la típica historia que se suele esperar cuando se habla de la Gran Cruzada, Primarcas, Legiones y todo eso.Igual esperas con más "caña", pero en realidad Fulgrim: The Palatine Phoenix, de Josh Reynolds es una historia realmente buena, construida de una forma inteligente y que, si, tiene acción, mostrada de una forma diferente en formas y escala, pero efectiva y muy entretenida. Una buena lectura, que ademas, se complementa con ciertas perlas del trasfondo que a más de uno le van a encantar.
Un libro muy recomendable, en pocas palabras.

5 comentarios:

  1. Pues me gusta esa tradición islandesa. Y me gusta la reseña, muy completa y bien contada. No me ha llamado la atención la serie sobre los primarcas, pero si encuentro esta por ahí la echaré mano.
    Un saludo, y felices fiestas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la serie The Primarchs en su momento no me convenció pero ahora tiene algunos titulos que me gustan bastante mas. Y este es uno de ellos. Tengo ganas de ver uno de Horus de una vez...

      Felices fiestas!

      Eliminar
    2. Mi inglés no es tan avanzado como para entender bien estas novelas. Cuando leí el pasaje en inglés entendí que se refería a la segunda compañía, no legión.
      Sobre una de Horus, buebo, toda la línea argumental principal de las primeras novelas de la Herejía tratan sobte él. Tanto que en la 1a el personaje gusta tanto que dudas que pueda pasarse al Caos, hasta el punto de que cuando lo hace parece hasta forzado.

      Eliminar
  2. Yo no estoy muy puesto en 40k... Pero fabius bilis era de la Legión de los hijos originalmente??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, de los Hijos del Emperador. Y según esta historia, además, de los llamados "200", los 200 Astartes que era todo lo que había sobrevivido a un evento catastrófico (Una traición por parte de rebeldes) y que le fue entregado a Fulgrim cuando fue descubierto.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails