domingo, 26 de mayo de 2019

El Caballero Andrajoso de Khorne


La novela The Talon of Horus (La Garra de Horus en español) de Aaron Dembski-Bowden no solo es una novela excelente y altamente recomendable de W40K (Y no solo para los fans de la Legión Negra), sino que tiene algunos puntos fabulosos donde mezcla juego, trasfondo y literatura con la Historia, así con mayúscula.

En la novela, sale un Devorador de Almas, subyugado por el hechicero de Tzeentch y antiguo Mil Hijo Iskandar Khayon "Soulweaver", uno de los lugartenientes favoritos de Abaddon. Khayon tenía atado a este Devorador de Almas, atrapando su esencia en una de las cartas de tarot de cuero curtido que llevaba con el, pero le costaba mucho tenerlo a raya.
Ese Devorador de Almas era conocido como El Caballero Andrajoso, y nació fruto de una de las mayores masacres de la Edad Media en la Tierra, La Masacre de Béziers, del 21 al 22 de Julio del año 1209 d.C, durante la Cruzada Albigense, contra la secta de los Cátaros, una grupo cristiano pacifista, igualitario, anti-materialista y vegetariano que fue declarado herético por Roma y que se asentaba en aquellos tiempos en la zona de Languedoc (Actualmente, Francia).

La Historia

La Cruzada fue promovida por el Papa Inocencio III en 1208, prometiendo indulgencias plenas, tierras y recompensas a los Cruzados. Además, contó con el apoyo del rey de Francia, Felipe Magno, también conocido como Felipe II el Augusto, que quería arrebatar territorios ultra pirenaicos a la Corona de Aragón, dado que muchos de los señores feudales que apoyaban a los Cátaros o los toleraban eran vasallos del Pedro el Católico, mas conocido como Pedro II de Aragón.
Béziers era el primer bastión de los Cátaros en la ruta de los Cruzados, bien amurallada, aprovisionado,pertrechada  y defendida, aunque sus habitantes no estaban por la labor de enzarzarse en una batalla contra los cruzados.
Tras unas negociaciones de rendición fallidas y un fallo en una salida temprana de los defensores poco antes de que se estableciera el campamento de los asediantes, que dejo una sección de la muralla poco protegida, se dio una oportunidad de oro a los cruzados para entrar a saco en la ciudad y arrasarla.
Cuando Simón de Montfort, jefe de los cruzados vio que iba ser imposible distinguir a Cataros de no los que no lo eran, preguntó a su superior directo, el abad cisterciense y legado papal Arnoldus Amalricus, mas conocido en la historia por Arnaud Amalric, que dio esta fatídica orden:

"Caedite eos. Novit enim Dominus qui sunt eius"
Que se traduce como "Matadlos a todos, el Señor sabrá reconocer a los suyos."

Con los caballeros cruzados, y sus mesnadas dentro, la ciudad estaba condenada sin remedio. Mercenarios y soldadesca arrasaron las calles, matando y saqueando a placer, mientras los ciudadanos que podían huir buscaron refugio en la Catedral de la ciudad,y en las iglesias de Santa María Magdalena y San Judas. Sin embargo, las iglesias no proporcionaron la seguridad esperada contra una horda de rabiosos invasores. Las puertas de las iglesias fueron echadas abajo y todos los que estaban adentro fueron masacrados: hombres, mujeres y niños de toda edad y condición. Aunque Arnaud Amalric presumió en una carta al Papa haber pasado a espada a mas de 20000 personas, incluidos clérigos, se creo que murieron en la masacre unos 7000-8000 de una población estimada de 10000-14500 almas.
Aun así, fue una masacre fuera de toda medida incluso en la época, por lo que Inocencio III amonesto a los cruzados por lo hecho. Aun así, el salvajismo exhibido hizo que la campaña fuera mucho rápido y fuera victoriosa para el bando cruzado, al rendirse las ciudades sin oposición, presas del terror a sufrir igual destino.
Según en una carta del Amalric al Papa Inocencio III: "La venganza divina ha hecho maravillas."


Después de la masacre, ese mismo día llegó la distribución del botín de la ciudad. Los caballeros cruzados se enfurecieron porque la multitud del ejército ya había tomado el botín sin contar con ellos, así que tomaron el control de la situación, expulsaron a la soldadesca de las casas ocupadas y se llevaron el botín con ellos. Los soldados, peregrinos que iban con los cruzados y mercenarios, al verse despojados así se enfurecieron e incendiaron la ciudad en represalia. Durante el fuego, que se propagó rápidamente, el producto de la rapiña se perdió, y el ejército abandonó la ciudad a toda prisa.
Puede que esto sumase mas víctimas al recuento inicial, pero ni con esas llegarían a las 20000 muertes.

La Novela de W40K

Según la historia narrada en la novela de Aaron Dembski-Bowden, el odio, el miedo, la rabia y la amarga sensación de traición que hubo entre las víctimas dieron a luz a un demonio iracundo y salvaje cuyo aspecto recordaba por siempre lo que allí ocurrió.
La descripción es muy detallada:
La piel del Caballero Andrajoso es como carbón al rojo con el aspecto sangrante de la carne chamuscada, como la de las familias que se quemaron en sus hogares. Su armadura es una burla ennegrecida por el fuego de las que llevaban caballeros cruzados en esa época. Lleva una espada,parecida a las que llevaban los caballeros cruzados, pero la hoja esta grabada con maldiciones rúnicas que anuncian la gloria de dios de la guerra, Khorne. El fuego que iluminó el horizonte mientras la ciudad condenada ardía arde detrás de sus ojos, y cada uno de sus respiraciones exhaladas es el eco de miles de gritos de muerte.


Aviso: Spoilers

En la novela, cuando los Hijos del Emperador atacaron al Hijo Elegido, un pecio espacial que servía como terreno neutral para una reunión entre Khayon, Falkus Kibre y Lheorvine Ukris, Khayon se vio obligado a invocar al Caballero Andrajoso. Este masacró a dieciocho de los Hijos del Emperador en pocos segundos, construyendo un trono a partir de cuatro de sus cadáveres y consumiendo a los demás. Luego Khayon, lo lanzó contra Telemachon Lyras, líder de la partida de guerra de los Hijos del Emperador, quien en una gran demostración como espadachín fue capaz de defenderse contra el Caballero Andrajoso hasta que Lyras lo golpeó y fue salpicado por las vísceras ardientes que salieron de la herida del demonio, quedando fuera de combate. Ignorando a Lyras, que estaba indefenso, el Caballero Andrajoso atacó a Khayon para ser libre de su yugo, y tuvo que ser desterrado a la Disformidad por el hechicero.

Fin de los Spoilers


Khayon comete un error cuando dice que la orden la dio Inocencio III, cuando fue Arnaud Amalric, pero, salvo los cambios de rigor en el léxico para mostrar los milenios que han pasado desde el hecho en sí que hizo nacer al Caballero Andrajoso y cómo ha evolucionado el lenguaje, la historia encaja y es fácilmente reconocible.

La verdad es que es una historia genial, una joya dentro de un tesoro que es esta novela y muy inspiradora para hacer una transformación chula de un Devorador de Almas altamente personalizado. Por no hablar que es otro gran aliciente para leer esta novela si no lo habéis hecho ya.

Como última curiosidad, la La Masacre de Béziers sale también referenciada, brevemente, en otro relato pero de la Herejía de Horus, The Last Church, de Graham McNeill, traducida al español como La Última Iglesia.

Si quereis saber mas, os dejo unos links extras:

https://wh40k.lexicanum.com/wiki/Ragged_Knight
https://historiasdelahistoria.com/2016/08/22/evitaron-los-cataros-reconocidos-los-cruzados

2 comentarios:

Related Posts with Thumbnails