jueves, 1 de junio de 2017

Los juegos de rol son como las religiones, dice Laycock


Durante  unos cuantos años he estado leyendo y estudiando sobre el tema de los pánicos morales, y en especial sobre el pánico satánico en los 80 en EEUU, ya que la leyenda negra de los juegos de rol es una de las ramas de ese arbusto espinoso. Como muchos, por no decir directamente todos, de los inductores de ese pánico moral contra los juegos de rol era gente relacionada íntimamente con las iglesias evangélicas, que son una facción dentro de la religión cristina que tiene su base en las enseñanzas del reformador Martín Lutero, pensaba que el tema, básicamente, se reducía a extrapolar sus creencias religiosas a todo lo que les rodeaba.
 Es decir, la reforma protestante  se basa en cinco pilares, las "solas" (Del latín,"solamente"Un profesor mio de religión las llamaba "La mano de Lutero", porque eran 5). Dos de las "solas" son la "Sola scriptura" ("Solo la Biblia es la palabra de Dios autoritativa e inspirada, por consiguiente, la única fuente de autoridad, y que es accesible para todos, es decir, que es capaz de ser entendida con claridad, y se puede auto-interpretar por medio de ella misma. Lo anterior significa que la Biblia no necesita interpretación fuera de ella misma[...]" Es decir, se niega la Exégesis que se reconoce en la religión católica y ortodoxa, por ejemplo ) y la "Sola fide" ("[...] La salvación se recibe sólo por la fe, sin ninguna mezcla ni necesidad de buenas obras, aunque en la teología protestante clásica, la fe salvadora siempre se evidencia por las buenas obras. Algunos protestantes ven esta doctrina resumida con la fórmula “la fe produce justificación y buenas obras”).
Sumando las dos cosas que van unidas tenemos que, si la Biblia dice que magos, dragones y dioses distintos de Yahvé son malos, son malos y ya esta, salgan donde salgan y sean como sean, y dado que tiene fe en la palabra de Dios representada en la Biblia, tiene justificada su aversión a los juegos de rol como D&D porque en el salen magos,dragones y dioses que no son Yahvé...


Pero un profesor auxiliar de estudios religiosos de la universidad estatal de Texas llamado Joseph P. Laycock saco un libro en 2015 llamado Dangerous Games: What the Moral Panic over Role-Playing Games says about play, religion, and imagined worlds que propone otra teoría, mas interesante y mas radical. Lo que dice en este libro, y con total seriedad, es que si juegos de rol como D&D han sido atacados por sectores radicales religiosos, sobre todo desde el ámbito evangelista y protestante, es porque piensan que es una amenaza a su "status quo".
Por decirlo en pocas y clara palabras: piensan que es la competencia.

Suena un poco loco, lo reconozco, pero he leido el libro (Que me voy a tener que comprar, porque lo pude leer un par de días nada mas, en una biblioteca. Y esta bastante demandado) y la verdad es que tiene cierto sentido, sobre todo cuando piensas que lo que han buscado es apartar los juegos de rol en EEUU de espacios públicos, como colegios e institutos diciendo que enseña "religiones paganas/satánicas" y no directamente prohibirlos del todo, sumando a todo eso lo de perdida de contacto con la realidad, lavado de cerebro y todas esa barbaridades que decían Pulling, Chick, Roberson y cía.
En este libro, de 385 paginas en tapa blanda y que solo ha salido por ahora en inglés, Laycock (Que en sus años de instituto fue jugador de D&D y sufrió en sus carnes el ataque y el acoso de extremistas religiosos por su afición) postula que hay determinados puntos en común entre una religión como las religiones judeo-cristinas y las mecánicas de ambientación de un juego de rol. Sobre todo cuando muestra como los juegos de rol tiene puntos en común con lo que se llama "la era Axial", que teorizo el filósofo alemán Karl Jaspers.
Y que eso haría que los juegos de rol, como las religiones, fueran determinantes para realizar avances muy importantes en el pensamiento humano y la forma de razonar.
Laycock considera que cuando los emprendedores morales ("moral entrepreneurs") buscaron crear unos "folk devils" con los juegos de rol y sus practicantes, tratándose a si mismo como "héroes que luchaban contra una siniestra conspiración" para acabar con la sociedad y la moral que ellos consideraban que era el único modelo a seguir, lo que realmente estaban haciendo era jugar un enorme juego de rol, donde ellos eran los buenos que batallaban por un mundo ideal en el que creían y en el que habían construido sus existencias. Es decir, hacían ellos lo que acusaban a otros de hacer

La idea de usar la mente y la imaginación, la creencia en un poder superior que rige nuestras vidas, que nos puede castigar y recompensar por nuestras acciones, de ir a  otros mundos en los que tenemos otro papel, la presencia de la moral como referente básico para el comportamiento, etc son puntos en común entre unos y otros. Y la verdad es que tras leer el libro, es una teoría que no solo nos descabellada, si no que tiene algunos puntos realmente interesantes con los que no se puede estar en desacuerdo.

Tengo que hacerme con el permanentemente y hacer una reseña como dios manda. Creo que sería de mucho interés.
Hay un podcast en el que habla el autor de este libro. Esta en inglés, vale, pero merece la pena hacer un poco el esfuerzo, os lo garantizo.

1 comentario:

  1. Muy interesante lo que plantea Laycock. Quedo a la espera de tu futura reseña en profundidad de su libro. Siempre se ha dicho que el temor a lo desconocido hizo mella en esta afición, pero es una afirmación muy simplista. Creo que este libro puede dar claves que nos iluminen muy bien al respecto. Gracias por tu reseña y tus reflexiones. Muy buenas.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails