sábado, 29 de abril de 2017

Challenge Magazine, de GDW

Traveller (En cualquiera de sus versiones o ediciones) sigue siendo, a día de hoy, mi gran asignatura pendiente. Y me temo, que va seguir siendolo durante mucho tiempo... Nunca he jugado una partida al que es considerado por algunos como uno de los "tres grandes" junto con D&D y Runequest y el mejor juego de rol de ciencia ficción para muchos, lo cual reconozco me apena enormemente. Eso no ha impedido que, con el paso de los años, me haga con algún que otro archivo PDF, para curiosear e informarme. No solo de libros y suplementos del juego, ya sea Traveller o MegaTraveller, si no también de publicaciones donde salían cosas para el juego, tanto oficiales como las que no lo son.
Por ejemplo, revistas.

Los creadores originales del juego, Games Designers Workshop (GDW, no confundir con GW, que no es tan raro meter la la pata), sacaron en origen un boletín-revista que se llamaba  Journal of the Travellers Aid Society (JTAS), que como su nombre indica era una publicación en exclusiva para Traveller. Sin embargo, en el numero 22 de la JTAS se anuncio que se iba a sacar una nueva publicación para los juegos de GDW. Esa publicación se llamo Challenge y no fue una nueva publicación en si. En realidad, lo que hicieron fue cambiar la revista remodelandola en profundidad, tanto el nombre, como el formato (Se hizo mas grande, con mas contenidos y mas variados y paulatinamente con mas paginas, llegando a triplicar sobradamente el tamaño que tenia la JTAS, en sus últimos números),etc. Pero  la Challenge siguió siendo, en cierta forma, la JTAS, ya que se mantuvo la numeración de la revista original, empezando la Challenge en el numero 25, en 1986, y no en el numero 1 como sería de esperar. Las razones para algo así son variadas, pero la mas importante es que se quería dar a los suscriptores la sensación de continuidad, pese a que en realidad  cambiaron mucho los contenidos. La parte original de la JTAS, por ejemplo, quedo relegada a una simple sección llamada "Journal of the Travellers' Aid", que al poco tiempo de la transformación de la JTAS en la Challenge, desapareció (Nº 28). Irónicamente, el numero siguiente fue prácticamente un monográfico se tituló A decade of Traveller.

Un ejemplo de los interiores.
La revista, de publicación bimensual, era en blanco y negro los interiores, con portada a color. Sus artículos fueron firmados por una mezcla de gente de la empresa, articulistas freelance y "firmas invitadas", que le daba un toque  variado y fresco a la revista. Así, uno podría encontrarse a gente como Michael Stackpole (El del famoso "Informe Pulling"),Richard McEnroe, Lester Smith, etc. Lo mismo pasaba con los artistas que hacían ilustraciones: Janet Aulisio, Liz Danford (Luego se hizo muy famosa por ilustrar JCCs como Magic o SATM),Kirk Wescom,...
La revista salio en ingles, pero tuvo una importante distribución a nivel mundial. Pese a ser una revista de EEUU (Como la compañía), llegaba a lugares tan lejanos como Japón, Nueva Zelanda, Australia, Suecia, Reino Unido, e incluso España (De hecho, se cree que el primer juego de rol que se empezó a jugar en España a finales de los 70 fue precisamente Traveller, por lo que se cuenta). La importaba y la distribuía en los 80 la catalana JOCS & Games, pero al contrario de algunos números que salían en la Alemania Occidental o Japón en sus propios idiomas, en España creo que no se tradujo al español, hasta donde yo se.

Challenge vino a aparecer debido a que GDW cambiaba su linea de publicación, al aparecer el juego de rol Twilight 2000 (Un juego sobre, lo que en los años 80, era un futuro donde Europa, y otras zonas del globo, se había convertido en el campo de batalla entre OTAN y Pacto de Varsovia que habían dejado de lado la Guerra Fría para embarcarse en una guerra a secas. Algún día hablare de este juego, que mira tu por donde, si lo he jugado una vez) Ya no podía ser una revista "solo de Traveller" y tenía que dar cabida a nuevos productos diferentes de la empresa.
Pero ademas de eso, se empezó a hablar de otros juegos de rol de otras empresas y ha incluir materiales sobre los mismos, junto con anuncios de productos de otras empresas (No era algo raro. En las revistas de la época, aunque fueran de una compañía concreta y a veces incluso dedicada en exclusiva o casi a un juego en concreto, se solía ver propaganda o incluso artículos de juegos de la "competencia". Por ejemplo, cuando a finales de los 90, TSR fue comprada por WotC, la Dragon Magazine dejo de anunciar a otras compañías, lo cual molesto mucho a los aficionados). No solo artículos tales, como reseñas o noticias, si no también ayudas de juego, material extra, etc. En teoría, la revista se centraba en juegos futuristas. De hecho, así rezaba el subtitulo de la misma: "GDW´s magazine o futuristic gaming", pero en ocasiones se colaban otros géneros que no eran exactamente futuristas, como era el caso de Space: 1889, por ejemplo.
Eso permitió ver artículos de juegos tales como Star Trek, Star Wars, Paranoia, Shadowrun, Cyberpunk,... Y no solo juegos de rol "puros y duros", ya que juegos de miniaturas como Warhammer 40K (Rogue Trader. La 1ª edición del juego) tuvieron bastantes artículos entre sus paginas, en diferentes números. Es mas, incluso juegos que  no tenían nada o casi nada de "futurísticos" como La Llamada de Cthullu (Al menos, de base), tuvieron su hueco entre las paginas de la publicación, aunque siempre procurando que encajasen con la temática y la linea editorial de la revista. Es decir, que estuvieran orientados a lo futurístico.

Ademas y como suele ser lo normal en las revistas, secciones sobre eventos,artículos de opinión, reseñas, editoriales,cartas de los lectores,...

Por desgracia y tras 77 números (53 como Challenge), tanto la revista como GDW cerraron en 1996, lo cual fue un golpe no solo para los aficionados a los juegos de GDW, si no para todos los aficionados a los juegos de rol en general. A mediados de los 90, la aparición de Magic The Gathering y WotC, ademas de otros JCC, causo un terremoto que cambio la faz del mundo de los juegos de rol. Muchas empresas desaparecieron a nivel mundial y GDW por desgracia fue una de ellas, aunque algunas de sus licencias de juego han sido recogidas mas tarde por otras empresas. Traveller, por ejemplo, por Mongoose.
Lastima que la revista no fuera retomada.

Encontrar PDFs libres en la red es muy complicado, al menos de revistas enteras. Conseguir artículos sueltos, sobre todo de Traveller y MegaTraveller no es nada complicado (Y otras curiosidades, como ya os enseñare). Pero revistas enteras ya es otro cantar, debido a que algunas webs como DriveThru venden las revistas en formato PDF y con marcas de agua. Algo que yo no tengo muy claro hasta que punto es legal (Vender en formato digital publicaciones de empresas desaparecidas), aunque muy ético no me parece. He visto, también a la venta, CDs con compilaciones de números digitalizados de la revista. Y por su puesto, números físicos originales en webs de venta de productos de segunda mano o en Amazon.
Pero como, como ya he dicho, PDFs libres en nubes no es tan fácil hacerse con ellos.

A mi personalmente, me parecía una revista realmente buena. Claro que entre que voy consiguiendo las revistas a cachos y mis ganas de probar Traveller, o MegaTraveller, puede condicionar un poco mi opinión. Pero lo que tengo claro sin duda alguna, es que para aficionados a los juegos de GDW, es un material prácticamente obligatorio a tener en las baldas o en el disco duro del ordenador/memoria extraible/nube.

3 comentarios:

  1. ¡La Challenge Magazine! Esta es la revista rolera que recuerdo con más cariño. Fue la primera revista de rol en inglés que compramos mi hermano y yo, en 1989. Llegaban un par de ejemplares de cada número a la desaparecida tienda Jocs & Games de Barcelona y costaban entre 900 y 1200 pesetas. Eso era una fortuna para unos críos de 14 años como nosotros (en comparación, la mítica Casus Belli se podía comprar por entre 500 y 700 pesetas). Pero el precio no nos detuvo y compramos la revista hasta que la tienda cerró. Por suerte Gigamesh traía ejemplares también y pudimos seguir comprando la revista hasta que cerró.
    El primer número que compramos fue precisamente el 38, que es una de las que has puesto en el artículo. Luego tuvimos la suerte de conseguir alguno de los anteriores y, poco a poco, fuimos completando la colección.
    Incluso si el material era para un juego que no tuviéramos, muchas veces lo resprovechábamos para otro juego.
    Todavía espero que alguien publique una revista de la talla de la Challenge. Por desgracia, ese nivel de calidad se debió en gran parte al excelente trabajo del recientemente fallecido Loren K. Wiseman como editor tanto de la JTAS como de Challenge.
    GDW cerró pero, si no me equivoco, su nombre comercial y su fondo editorial sigue siendo propiedad de Frank Chadwick y Mark W. Miller. De hecho, hace unas semanas publicaron un suplemento nuevo de Twilight: 2000. ¡El primero en más de veinte años!

    ResponderEliminar
  2. La Challenge 38 fue la primera que compramos, luego fuimos comprando las que pudimos. El material es genial, pero no siempre hablaban de juegos de GDW. Recuerdo que había artículos y módulos de Star Trek de FASA, de Battletech, de Star Wars... Una revista genial :D

    Jocs & Games era un paraiso. Caro de narices pero a finales de los 80 tener varias tiendas de rol en Barcelona era un lujo, y los juegos de importación costaban lo indecible (9000 pesetas el Space 1889 o 7500 el Star Trek por poner un ejemplo...).

    Por suerte teníamos rol dos veces al año, para nuestro cumpleaños y para navidades, y luego entre los juegos que compartian los amigos y lo que ibamos ahorrando, siempre conseguíamos material nuevo.

    ResponderEliminar
  3. La challenge también cayó en mis manos en alguna de la tiendas mencionadas, vamos los sospechosos habituales. No recuerdo a a partir de que número la compré de forma regular, pero en su tiempo era la única revista de rol que compraba seguida.Más tarde conseguí en digital casi la mayoría.

    La JTAS la tuve fotocopiada en su momento, quien me la pasó se la habia descargado en FTP su padre en el trabajo. Pero me desapareció en una montaña de papel a reclicar. Intenert de nuevo em devolvió esas joyas curiosas.

    Es cierto que se anunciaba como la revista de los juegos de ciencia ficción, pero ampliaba su espectro a ambientaciones modernas y de terror. En ra la revista contedora de los juegos de GDW, pero como invitados otros juegos de temática ciencia ficción o terror en la línea de los que publicaba GDW. Por ejemplo la número 56 incluía artículos de Twilight 2000, Megatraveller, Dark Conspirancy, Space 1889, 2300 AD y como guest stars: Shadowrun, Star Trek, Llamada de Cthulhu, Star wars y Warhammer 40.000.

    A mi me encantaba la revista, no tan sólo porque los juegos de GDW me gustan, sobretodo Traveller, sino porque la revista era una ventana a la los juegos de ciencia ficción y de ambientación actual, en un océano de imperante Fantasía.

    En cuanto a lo que se venda en al DriveTrhu. Las revistas están incluidas en los contenidos de fondo editorial de GDW, pero e estan ahí porque FFE (Far Futures Enterprises) que no es otro que Marc Millar que debe tener los derechos los ha colocado.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails