lunes, 31 de diciembre de 2018

22 Minutos Tibicenas, de Álvaro Loman. Reseña


Antes de nada, pedir disculpas porque esta reseña tenia que haberla colgado hace semanas, pero entre unas cosas y otras, primero no la escribí, y luego una vez escrita no la pase del Word al blog. Y mirad que tenia ganas de volver a retomar el tema de los libro-juegos en el blog. Pero al menos, ya lo he conseguido...

La reseña que os traigo es de un libro-juego español que salio el pasado mes de septiembre, de manos de la editorial sevillana Carlinga Ediciones. Se titula 22 Minutos Tibicenas: Libro-juego en tiempo real. Es obra de Álvaro Loman y está ilustrado por Sophia Isome. Tiene unas 295 páginas, con ilustraciones en blanco y negro. Yo tengo este libro-juego en formato digital pero creo que lo hay o hubo, en formato físico. El libro-juego esta en español y no ha sido traducido, por lo menos hasta donde yo se. Esta dividido en secciones, pero al ser digital, no están numeradas, sino que simplemente cada opción que se te presenta tiene un link que te lleva a la siguiente sección. Eso hace que, el hacerse "mapas" o diagramas de los derroteros que toma la aventura no sea tan fácil como en otros libro-juegos. A mi, como lector-jugador veterano, esto no me parece un handicap en absoluto, sino mas bien todo lo contrario, pero creo que es un dato a tener en cuenta.
El libro-juego tiene 69 finales, de los cuales 60 son muertes (Todas diferentes), lo cual es un buen indicador del nivel del dificultad que tiene (Una muerte por cada 4,92 páginas, aproximadamente). Junto a todo esto, el autor le ha puesto un plus incentivador de la re-jugabilidad: Un sistema de Logros.
Si, Logros, como los vídeojuegos.Tenemos, si no he contado mal, 25 en total que hay escondidos entre las secciones del libro-juego. Ciertas acciones, ciertos elementos, o simplemente ser testigo de algo fuera de lo normal, te dan uno de los Logros. De esa forma, se anima y alienta al lector-jugador a volver a leer-jugarlo mas veces, a ver si los descubre todos. Y dado que no es tan fácil como en otros hacerse "mapas" el nivel de dificultad se mantiene estable, siendo un desafío apetitoso, al no poder "grabar". Este es uno de los puntos fuertes del juego, pero no es ni mucho menos el único.
Fuera de esto el libro-juego no tiene ni fichas, inventarios, ni perfiles, ni necesita elementos exteriores como dados, ni nada por el estilo. Solo hay que tomar decisiones, nada mas y ver a dónde te llevan.

Ilustraciones del juego, sacadas de aquí

El libro-juego nos pone en la piel de una persona que podría ser cualquiera de nosotros, en una situación inicial muy típica que muchos hemos tenido o tenemos: Una persona que vuelve a casa en coche tras su turno de trabajo, cansado y deseando llegar lo antes posible para comer y descansar un poco antes de volver a trabajar. Esta situación tan típica, monótona y mundana, salta por los aires cuando en la carretera vemos a una mujer que sale de una zona boscosa, herida, y huyendo de algo (Si, exacto: ALGO). A partir de este punto, cada página/sección del libro es un minuto de tiempo en la acción. Y es una cuenta atrás de solo 22 minutos para salva la isla de Gran Canaria de un desastre apocalíptico, ya que es donde se desarrolla la acción.

Por eso el libro se titula "22 Minutos Tibicenas". Por la cuenta atrás y por los demoniacos seres en forma de perros, hechos de materia oscura y fuego, que van a ser nuestra peor pesadilla hecha realidad, y que con ese nombre solo pueden salir en Gran Canaria.
Los Tibicenas son unos seres de los mitos de las Islas Canarias, pero solo reciben en ese nombre en la isla de Gran Canaria. En otras islas, existen pero con otros nombres (En La Palma los llaman Yruene, en La Gomera Hirguan y en Tenerife Jucancha o Guacanchas). En Gran Canaria se les llama así porque su nombre viene de la palabra guanche Ti-bizzăn-ah  que vendría a significar algo así como "malvado"  o también  "peligroso", "dañino".
Los Tibicenas eran, según los mitos, los hijos de Guayota, una deidad maligna de los Guanches y que era enemiga mortal de Achamán, el dios padre de los cielos y creador de vida. del cielo. Tenían, como su progenitor, forma de grandes perros de pelaje espeso y oscuro, con ojos rojos y  brillantes como ascuas. Vivían en cuevas, en las montañas y barrancos. Estos entes negativos gustaban de atacar a la gente y a los animales domésticos de forma aleatoria y salvaje, dejando a su paso destrucción y muerte.
El perro es un animal muy presente de las Islas Canarias y hasta su escudo tiene dos perros afrontados y encollarados sosteniendo el escudo de las Islas Canarias (Soportes), pero no son Tibicenas, sino otra especie mucho mas benévola con el hombre.


Este libro-juego tiene cuatro puntos fuertes mas. Uno, es la inclusión y divulgación de los mitos canarios, lo cual por mi parte es muy de agradecer. Me encanta aprender cosas y tener excusas para buscar información y aprender mas. Otro, es el nivel del lenguaje, apto para todos los públicos en cuando a forma y nivel. Salvo para públicos infantiles, creo que es apto para casi todo el mundo. El siguiente punto es la jugabilidad, con mecánicas sencillas pero efectivas (Toma de decisiones) que hacen que sea fácil de leer-jugar para cualquiera, tenga contacto previo con los libro-juegos o no. Y la última, es la gran capacidad de inmersión en la trama. Álvaro Loman consigue, con su estilo de narración que te metas de lleno en la historia hasta el punto de contagiarte del ritmo de la acción y tomar decisiones precipitadas. Mis dos primeras muertes en el juego han sido precisamente por tomar decisiones poco meditadas, contagiado por el ritmo claustrofóbico y sofocante de la historia. Llegas a sentir, por momentos, angustia de verdad. Por un momento, incluso realmente pensaba que tenía a los Tibicenas pisandome los talones! Y eso es un punto muy muy grande, y muy muy positivo.
Si sumamos a todo esto (Que no es poco), por un lado, las ilustraciones de Sophia Isome que son geniales y muy efectivas y que el libro-juego en formato digital cuesta muy poco (Hace mucho que no voy a un bar de España a tomarme un café con un bollo o un pincho, pero creo que sale mas caro que lo que cuesta este libro-juego), lo que tenemos entre manos es una pieza de ficción interactiva prácticamente perfecta dentro del género.

En pocas palabras y para terminar, creo que 22 Minutos Tibicenas: Libro-juego en tiempo real es, para mi gusto, una de las mejores creaciones que han salido para libro-juego en español en los últimos años. Es fresco, es original, es cautivador y apto para casi todo el mundo. Es adictivo, en el buen sentido de la palabra. Un "must have" sin duda alguna, si te gustan los libro-juegos.
Y si no has probado nunca uno, 22 Minutos Tibicenas: Libro-juego en tiempo real te brinda una oportunidad de oro.

Ilustraciones del juego, sacadas de aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails