domingo, 10 de marzo de 2019

La caza de las ballenas en Islandia


A día de hoy, en Islandia, hay una fuerte polémica por el tema de la vuelta a la caza de la ballena. Hay una empresa, de participación estatal, que es Hvalur hf (Fundada en 1949). El año pasado, anunciaron que tras haber parado, oficialmente, de cazar ballenas, iban a retomar caza, con una cuota anual de 161 ballenas del tipo Rorcual común (Más conocida como "Ballena de Aleta".Balaenoptera physalus es su nombre científico), mas un porcentaje de la cuota que no hubieran usado el año anterior (Ver). Eso hizo que se elevaras protestas a nivel internacional, que gente como Barack Obama condenase públicamente la vuelta a la caza, se vetase a Islandia de ciertos eventos relacionados con el mar (Incluso a los que había solicitado asistir) e incluso se diera un casus belli para ataques de hackers a webs islandesas, que degeneró en una muy breve pero intensa guerra de hackers y contra-hackeos.
La cosa se ha puesto peor, porque el gobierno islandés, apoyandose en unos informes científicos bastante dudosos, ha anunciado que en un periodo de cinco años quieren cazar unas 2000 ballenas, poniendo en pie de guerra tanto a grupos ecologistas nacionales como internacionales. Es decir, cada año desde ahora a 2023, se podrán cazan hasta 209 Rorcuales comunes y 217 Rorcuales Minke en aguas islandesas.
Al gobierno le ha importado poco la caída de popularidad, las protestas o el hecho de que las ballenas vivas con un gran incentivo para el turismo y que el negocio de avistamiento de ballenas genera en el país unos ingresos de 3,2 billones de Coronas islandesas, casi el doble de lo que genera la caza de ballenas (Unos 1,7 billones de Coronas islandesas), mas divisas, etc.
Junto con Japón y Noruega son los siguientes en desafiar los acuerdos del International Whaling Commission's (IWC) y saltarse las moratorias y prohibiciones. Además, ya se han producido muertes de varios ejemplares muy especiales y hasta se ha reportado la muerte de varias hembras preñadas o con crías, algo inaudito hasta la fecha (Ver). esto ha sumado mas escandalo al tema y algunos sospechan que tras de esto hay intereses extranjeros. No hay que rascar mucho la cabeza y desde hace tiempo por ejemplo, en pueblos de la zona se habla y se rumorea sobre gente venida de fuera, sobre todo japoneses, muy interesada por que actividades pesqueras hay en la zona.


La caza de la ballena en Islandia siempre ha sido un tema peliagudo. Su práctica se conoce desde los primeros pobladores de la isla, pero era poco practicada por los islandeses en si, porque la riqueza consideraban la daba la tierra y el ganado (Especialmente el ovino), por lo que la explotación quedaba casi por entero en manos extranjeras (Por ejemplo, marinos vascos de ambos lados de los Pirineos). Con la llegada del Monopolio Danés (Con la terrible matanza de balleneros vascos) y hasta el primer tercio del siglo XIX pasó a ser cosa de la corona danesa, pero fue decayendo hasta finales del siglo XIX, cuando una vez acabado el Monopolio Danés y tras una re-estructuración, los islandeses aumentaron la caza para aumentar el ingreso de divisas, debido a la demanda que había a finales del siglo y aprovechando la menor presencia de cazadores noruegos en la zona, que aun así, seguían siendo los que en cierta forma controlaban el mercado, la demanda, construían las plantas de procesado, etc.
 Por ejemplo, donde yo vivo quedan las ruinas de Sólbakki, que su momento, a finales del siglo XIX, fue la mayor estación ballenera de todo el Atlántico Norte, construida por el ballenero noruego Hans Ellefsen. Más tarde, en 1901 fue parcialmente destruida por un incendio y estuvo así hasta 1911 donde se construyó una planta de procesado de pescada, para hacer harinas y aceites, que estuvo en marcha hasta 1945. A día de hoy,algunos de los restos dispersos por la zona (Ocuparía unos 4 km) se pueden ver y visitar.

Ruinas de Sólbakki en Flateyri, zona de Önundarfjörður 

Hasta 1903, el 20% del valor de las exportaciones de Islandia tenían que ver con productos sacados En 1913, y tras años de polémicas entre los que estaban a favor y encontra de la caza de ballenas, el Althing islandés, aprovechando que tenía un cierto margen legislativo que le había dado la Corona Danesa, prohibió la caza de ballenas desde las estaciones terrestres de Islandia durante diez años a partir de 1916. Eso hizo caer el interes por la caza de la ballena, hasta que Hvalur hf. fue fundada en 1949.
De todas formas, la pesca de la ballena siempre estuvo muy relacionada, unas veces de forma positiva y colaborativa y otras veces enfrentada con la industria pesquera. Unos consideraban que la pesca de la ballena era beneficiosa para el ámbito pesquero, ya que al cazar ballenas aumentaría la presencia de otras especies como el arenque y el bacalao. Otros se quejaban que la pesca de la ballena desplazaba a otras especies que eran mas rentables, etc
Pero al final el impacto positivo en la población, la industria, etc de la caza de la ballena fue en el mejor de los casos relativo, como se comenta en este articulo (Esta en islandés, pero con Google translator se entiende bastante bien en algunas partes). En tiempos mas modernos, el interes por las ballenas se volvió mas científico y turístico que otra cosa y uno de los grandes atractivos turísticos era poder ver (Y hasta tocar) ballenas y otros cetáceos en su propio entorno natural. Se han llegado a ver,por ejemplo, cetáceos de todo tipo (Delfines, marsopas y hasta pequeñas ballenas) en zonas como Álftafjörður, en la zona de Súðavíkurhreppur. Yo donde vivía hace tres años, salia fuera de casa, bajaba al fiordo y veía ballenas a 5 metros de mi. Mucha gente pagaba por ir en bote o en kayak para tener la oportunidad de verlos, aprovechando que los fiordos tiene aguas tranquilas y cristalinas y los animales no son nada agresivos.
Muchos negocios han florecido en la zona referentes al avistamiento de ballenas (Un ejemplo típico). Yo mismo he trabajado de guía y una de las cosas que preguntan los turistas cuando vienen, sea en crucero o en avión o en coche es para temas de avistamientos de ballenas.



En las playas islandesas no es raro encontrar viejos huesos de ballena, sobre todo cerca de las antiguas plantas de procesado. En algunos pueblos, los mas grandes decoran entradas de casas o lugares públicos como parques. Esos huesos no se pueden sacar del país, pero no pasa nada si encuentras uno y te lo llevas a tu casa, aquí.
Qué pasará con todo esto si sigue aumentando el tema de la caza de ballenas? Bueno, no hay que ser un gran analista económico para darse cuenta de que el impacto económico puede ser muy grande, en ciertas zonas sobre todo donde la gente trabaja medio año (Inverno) en las fábricas y plantas de procesado de pescado y le otro medio (Verano) en temas de turismo. Desgraciadamente, esto va por zonas. En el sur, sobre todo la capital, hay gente encantada o directamente que no le importa, mientras que en otras zonas como el este y el oeste mucha gente esta abiertamente en contra. Puede que, a veces, los turistas cuando llegan a aquí parezcan mas bien una horda de vikingos, por como las montán, pero al menos con paciencia la gente de aquí aprende a lidiar con ellos y el dinero que dejan es bienvenido. Si el turismo se resiente porque pierde unos de sus grandes atractivo y deja de ingresar capital, la industria ballenera les compensará? Muchos lo tenemos muy claro: Ni de palo.

Mejor las ballenas vivas en el mar que trocearlas.

2 comentarios:

  1. Matar ballenas es aberrante. Esos animales deben ser protegidos. El humano ya no necesita de su caza. No tiene lógica alguna y es indefendible.

    ResponderEliminar
  2. Estuve en enero por allí. Ver ballenas no vimos. Pero sinceramente no me esperaba esa resolución en un pueblo con "aparentemente" tanto respeto a la naturaleza como el islandés. Es un asunto delicado el de la caza (creo que ahora por la península hay tensiones por determinadas normas respecto a ella...)

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails