lunes, 4 de febrero de 2019

Tuareg, el Guerrero del Desierto (1984). Reseña


Hace tiempo, no mucho, alguien preguntó en las RRSS algo así como "Que película te parece mala a rabiar pero no puedes dejar de ver porque en el fondo te gusta?". O algo así. La verdad es que, en mi caso, hay bastantes, para que engañarnos!. Sin embargo, hay una en concreto que recuerdo especialmente porque es una que a mi hermano mayor le flipa desde niño, y es Tuareg, el Guerrero del Desierto, una producción italiano-española-israelí de 1984. Un día, saliendo del curro, me pase por la tienda de artículos de segunda mano a ver si pescaba algo interesante y barato, y en la sección de DVDs, la vi y me dije: "Para mi toda".
Total, son 100 Isk Kr (Menos 60 cents)...

El titulo original es Tuareg: Il guerriero del deserto, aunque fue estrenada internacionalmente como Tuareg: The Desert Warrior y en algunos casos simplemente como Desert Warrior, a secas. (Y no hagamos chistes fáciles, por favor). En España  e Iberoamérica, por otro lado, salió también con el titulo de Tuareg: el Príncipe del Desierto. Este segundo titulo lleva a bastante confusión, ya que en esos años (Finales de los 70, primera mitad de los 80) hubo varias películas con ese título o uno muy parecido, ya fuera asi originalmente o por decisión de productoras/distribuidoras al sacarlas en otros paises (Y si, mucha de ellas son malas de narices, aunque para gustos los colores). Está catalogada como una película del género acción y aventura
Fue dirigida por Enzo G. Castellari, mientras que la BSO corre a cargo de Riz Ortolani y la fotografía es de John Cabrera. Cuenta con un reparto bastante variopinto, donde destaca con luz propia Mark Harmon (La mayoría lo asocia rápidamente a series como NCIS, El Ala Oeste o la película Wyatt Earp) en el papel protagonista. El resto del reparto principal lo forman actores españoles e italianos: Luis Prendes, Ritza Brown, Aldo Sambrell, Paolo Malco, Antonio Sabàto y Giovanni Cianfriglia, José Yepes y Claudia Gravy, entre otros.

Como dato curioso adicional, fue la primera película lanzada por la compañía de distribución de VHS Mirisch. No tengo datos ni del presupuesto ni de lo que recaudo, pero por lo que he visto, el presupuesto muy alto no fue (O no fue bien usado)

La película está basada en una novela del mismo nombre, escrita por el escritor canario Alberto Vázquez-Figueroa. He oido hablar (Muy bien) de esa novela, pero no la he leído aún. Los que si la han leído y han visto la película dicen que esta última es una adaptación...bueno, bastante libre de la obra.
Dura unos 97 minutos y fue rodada principalmente en Almería (España) e  ciertas localizaciones urbanas de Israel.


La historia se sitúa en el antiguo Sahara francés. Una tribu de Tuareg (Tuareg significa "Los olvidados de Dios"), que son los últimos en su zona y  a la que pertenece Gacel Sayah "El Cazador" (Mark Harmon, que salta a la vista por sus rasgos que tiene de Tuareg lo que yo de rubia escandinava),su esposa (Ritza Brown) e  hijo, acoge un día dos hombres muertos de sed que llegan a sus tiendas pidiendo ayuda, apenas sin fuerzas. Uno de ellos es Abdul El Kabir (Luis Prendes). Las leyes de la hospitalidad son sagradas para los Tuareg y poco o nada les importa lo que pase fuera del desierto, la política, las guerras y todo eso. Pero es que esos dos hombres son dos políticos, fugados y perseguidos por unos militares corruptos, que los rastrean hasta la tribu de Gacel. Cuando les exigen la entrega de los dos hombres, los Tuareg se niegan como es obvio y los militares se llevan a Abdul por la fuerza, matando al otro político y de paso a varios miembros de la tribu, entre otros desmanes.
Semejante afrenta para un Tuareg solo puede ser borrada de una forma: Con sangre de los ofensores. Por lo que Gacel parte en busca de justicia y venganza, que en ocasiones son elementos separados y otros no tanto.
No saben con quien se han metido...


Tras el éxito comercial y visual que fue Acorralado (Rambo I), obviamente empezaron a salir películas que emulaban a la original y creaban un nuevo subgénero dentro del de acción. Algunas eran bastante buenas (O al menos entretenidas) y otras eran malas o muy malas, casi grotescas. Tuareg, el Guerrero del Desierto está entre ambos bloques, oscilando peligrosamente cerca del segundo.
La mejor definición relativamente corta y en plan sumario de esta película es "un híbrido de Lawrence de Arabia, Sandokan, Rambo y un Spaguetti Western, sazonado con algo de Pulp al estilo de las adaptaciones de cómic y televisión de las aventuras de Kara Ben Nemsi Effendi", porque tiene elementos de todo esto, en una sola película.
Básicamente es el intento de reciclar elementos, lugares, actores y técnicas del spaghetti western en un género diferente al western y que en esos años pega fuerte: El del héroe solo y desesperado que es una verdadera máquina de matar perfectamente adaptada su medio ambiente, duro de pelar, y que tiene un objetivo en la vida que quiere alcanzar a base de tiros y escabechinas varias. Y el no quiere hacerlo así, prefería llevar una vida tranquila, pero los malos (Que suelen ser muy muy malos) no le dejan otra elección.
Y claro, pasa lo que pasa.

Pero esto no es una producción yanki, ojo. Hay violencia, pero sin ser desmedida ni gratuita (Bueno, no mucho) y hay mucho de la filosofía de la gente del desierto, de su relación con su hogar, de como entienden el medio que les rodea, sus leyendas, su forma de ver el mundo,etc. Con ciertos toques románticos, del hombre fuera de la sociedad establecida que vive y prospera sin su intervención, en plan "noble salvaje" y todo eso con lo que se llenaban la boca, y muchas páginas, algunos escritores coloniales del siglo XIX. Un héroe de honor, duro pero justo, feroz y despiadado con sus enemigos, pero noble y generoso son sus amigos, gran combatiente y estratega, adaptable y superviviente. Y dotado de atractivo y encanto, sobre todo para el género opuesto.
Vamos, la hostia.
Claro que esto suena así muy bien,pero la forma que todo es realizado deja bastante que desear. Diálogos a veces forzados y un tanto naifs, escenas arquetípicas del spaghetti western como el tirador situado en un punto alto que es abatido y cae de las alturas como si se tirase desde una piscina mezcladas con elementos "nuevos" como la escena clásica del héroe a merced de sus enemigos que le torturan para luego este vengarse de ellos, al liberarse, como pasa en Acorralado. Y no olvidemos las explosiones con las víctimas lanzadas dando volteretas y gritos de dolor, al puro estilo Equipo A, la belleza tanto masculina como femenina que no encajan con el paisaje ni el resto de personaje, pero que son usados como reclamo visual por su físico, mas ensaladas de tiros, explosiones, fuego y muertes mas o menos logradas (Mas menos que mas), etc...

Cartel de la película en alemán
La idea en si, sin ser buena al menos hay que reconocerle mérito y cierta originalidad, pero le lastran unas actuaciones en ocasiones un tanto forzadas y un presupuesto no muy espléndido,que se nota que se gastó mucho en unas cosas, pero menos en otras, como esos chalets que parecen que van a ser palacetes y luego se quedan a medias, con los ladrillos caravista.
Si a eso le sumamos un guión sencillo y una trama en ocasiones un tanto ingenua, con algunas escenas poco creíbles y directamente verdaderas fantasmadas (Por no hablar de detalles como que para ser un hombre del desierto maneja armamento militar moderno con una soltura propia de un miembro de las fuerzas especiales, pese a que siempre va con su mauser, gubia y espada o que es un experto conductor de vehículos aunque toda su vida se supone que ha montado solo camelleros y  caballos). Aun así tiene algunos momentos buenos y frases efectivas.
No muchos, cierto, pero los justos para que la película sea salvable, aunque en mi caso puede influir algo la nostalgia (Y que he comido bien hoy).

Un, dos, tres...ale hop!
Personalmente y ya fuera coñas, la película siendo justos mala como para decir basta no es, ni mucho menos, pero entre que en su momento no se hizo todo lo bien que debía por carencias de todo tipo y que los 35 años que han pasado no la han tratado precisamente bien, pues a día de hoy Tuareg, el Guerrero del Desierto no es una película muy sensacional que digamos. Tiene alguno momento peculiar y hasta interesante, pero pocos y fugaces. Si te gusta el cine de acción retro con marcado sabor italiano, yo creo que se puede disfrutar. Fuera de esto, los cazadores de rarezas y los fans a muerte de Mark Harmon, dudo que alguien la encuentre pasable con sus casi 100 minutos de duración.

En su momento no se que opinaría Alberto Vázquez-Figueroa sobre esta adaptación, pero dudo que estuviera especialmente complacido.

Pero como he dicho arriba, para gustos, los colores.
Si alguien tiene curiosidad...bueno, le dejo esto.

4 comentarios:

  1. Yo que me acerqué a la peli a raiz de lo entretenido que era el libro de Alberto Vázquez-figueroa, que me leí junto con mi hermano cuando éramos más pequeños y nos encantó, y bueno, cómo arruinar un buen libro (uno más) haciendo una peli. Si obvias el tema libro en el que pretende basarse, pues bueno aún se deja ver aunque sea mala, pero como bien expones, pues tiene su encanto. xDD

    ResponderEliminar
  2. Tengo en casa un libro que se titula "Tuareg" a secas. Creo que es en el que se basa "Lawrence de Arabia" pero tras leerte no no sé y es que nunca lo leí. Era de mi padre. Aun lo tengo en alguna parte.
    Esta peli que comentas parece la típica que alquilaría mi padre en un vídeo club de los 80 o 90 y que yo vería con él por razones evidentes. Hoy día no xDD.
    Era muy común escoger actores que nada tenían que ver étnicamente con el personaje de la historia y entonces daba igual. Ahora eso se mira mucho y rara vez se obvia t cuando se hace se critica mucho. ¡Pero también cuando no se obvia y si no mira a Boddy Rook de "Rogue One"! XD, que fue criticado por ser el sctor quién es.
    Pero es cierto, hay películas malas ppr una cosa u otra que seguimos viendo porque nos fascinan, en mi caso varias y michas de los 80. Por ejemplo: "Comando", con Schwarzenneger, que la recuerdo bien por nostalgia pero que realmente es..., buf o una de los dos mil titulada "El sonido del trueno", que falla en guión, efectos especiales y en muchas otras cosas pero que tiene algo que me hace verla siempre que la pillo en tv.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de verla en la estantería (arriba de ella) y ea la de Figueroa. Ya ves el caso que le he hecho siempre xD.

    ResponderEliminar
  4. La vi hace un porrón de años, que la dieron por la tele. Serian los 90 o así y, con aquellos ojos de adolescente, me encantó tanto que la recuerdo como un peliculón. Que grande es la nostalgia. No la volvería a ver por que seguro que no ha envejecido bien, como tantas otras pelis de la época.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails