sábado, 23 de febrero de 2019

Il Libro delle Sorti de Lorenzo Spirito da Perugia, el proto-Librojuego


Ayer a la noche, nuestro compañero y amigo Jacobo Feijóo me mostro a mi y a otros interesados en el tema de los libro-juegos, muy emocionado, un archivo de un libro del siglo XVI escaneado y subido a la red por la web de la Biblioteca Virtual de Madrid. Este, para ser mas exactos. Y la verdad es que lo primero que te da al ojo es que se parece mucho a un libro-juego, que se va pasando de sección en sección tirando dados.
En este caso concreto, 3d6.
Y tras recordar un poco, me acorde que este libro lo había visto antes. O mejor dicho, su original, porque el que Jacobo nos ha enseñado es una copia del año 1555 que se hizo creo en Valencia, pero yo he visto fotos de un ejemplar de 1482, que esta en Venecia.

Os voy a contar su historia. El conocido como Il Libro delle Sorti o Libro de las Suertes. Fue obra de Lorenzo Spirito Gualtieri, mas conocido Lorenzo Spirito da Perugia (1426-1496). Fue poeta, humanista, político y militar (Fue soldado y mas adelante, secretario, de Niccolò Piccinino, un famoso general mercenario) natural de Perugia (Hoy parte de Italia, pero aquel entonces un señorío independiente). Tradujo obras clásicas, como la Metamorfosis de Ovidio, y dicen que tenia cierta amistad con el pintor de los Duques de Urbino, Giovanni Santi, el padre de Rafael de Urbino, el famoso artista renacentista, lo que le puso en contacto con muchos pintores, escultores y artistas.
Pero lo que le hizo famoso fue Il Libro delle Sorti.
Tras una vida bastante intensa, en la que llegó a verse en problemas con la Santa Sede por una sátira que escribió (Se libro con una multa), creo y escribió de su propio puño y letra, un libro que era a la vez un juego. Lo hizo para entretener una poderosa y noble familia de Perugia (Lo mas seguro a la familia que gobernaba Perugia en ese momento, los Baglioni).
El Libro de las Suertes fue creado como un pasatiempo de sociedad. Básicamente, era un libro para que la gente jugara a adivinar el futuro. El tomo contenía una serie de preguntas sobre la felicidad en el matrimonio, el éxito en los negocios, la fortuna en las armas,si es seguro o no salir de viaje,... que tenían asociadas una serie respuestas a las que se accedía tirado 3d6 (Si, tres dados de 6 caras) en sucesión.
La forma de acceder a esas respuestas era la siguiente:


Cada una preguntas del libro esta relacionada con un Rey famoso de la antigüedad.Una vez en la pagina de ese Rey, este nos lleva a un signo astronómico y a tirar 3d6. Según la tirada (No se suman los dados y se tira secuencialmente. Es decir: P.ej 1, 3 y 6, no 1+3+6= 10), se consulta una tabla asociada a ese signo.Ese resultado, nos llevará a una esfera y a un río. Cada esfera tiene muchos ríos y cada río, un verso de un Profeta.El verso nos lleva a otra esfera y de ahí, a la respuesta de la pregunta.
El ejemplar mas antiguo del que se tiene constancia histórica es de 1473, pero conservado en la Biblioteca Nazionale Marciana de Venecia, hay un ejemplar hecho del puño y letra de Lorenzo Spirito da Perugia, firmado por el mismo, en 1482, con estas palabras:
"Qui finiscono le sorte facte e composte per mano di me Lorenzo Spirito da Peroscia e recopiate per mia propria mano, finite a dì 10 de gennaio 1482".
Es decir: "Aquí termina el destino y lo compusieron a mi cargo Lorenzo Spirito da Peroscia y lo recopilé para mi propia mano, que terminó el 10 de enero de 1482"



El libro gusto muchísimo y en poco tiempo se convirtió en lo que ahora llamaríamos un "Bestseller" haciendo que Lorenzo Spirito se dedicara los últimos años de su vida a hacer mas ejemplares. Con el tiempo, salieron montones de ediciones impresas en toda Europa y mas allá, ademas de imitadores y plagiadores (Ver I, II y III). En el siglo XVI su popularidad era enorme. Por ejemplo, sale reproducido de una forma o de otra en obras de la época, como La Arcadia de Lope de Vega. Se hacen copias en América y es un libro muy demandado. Pero en 1559 la Inquisición lo mete en su listado de libros prohibidos, porque considera que eso de jugar a adivinar el futuro es andar con cosas del Diablo y tentar a la suerte mas que tratar de ver cual se va a tener.
Y así estuvo siglos...

El libro que nos ha pasado Jacobo creo que pertenece a la colección que donaron a la RAE Antonio Rodríguez-Moñino y su esposa María Brey, siendo uno de los 2660 documentos manuscritos de los siglos XV y XVI que lo forman.

Igual no es un libro-juego al uso, como los entendemos ahora, en el sentido de que es una historia en la que se encarna un personaje y has de tomar decisiones que te pueden llevar a tal o cual situación, con unas consecuencias, etc, Pero sigue siendo un libro interactivo que a la vez es un juego, con una mecánica aleatoria para llegar a diferentes secciones/finales, ir pasando paginas/secciones (No es lineal), etc. Vamos, que tiene muchas de las mecánicas que asociamos a libro-juego, así que si no es un libro-juego, mas bien entonces es un proto-librojuego en toda regla, lo cual adelanta la aparición de este tipo de libros unos 4-5 siglos con respecto a lo que teníamos pensado (De la década de los años 30 del siglo XX a 1473, en pleno Renacimiento).

Lo que no es moco de pavo para esta afición, dicho sea de paso...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails