lunes, 26 de noviembre de 2018

Sherlock Holmes 2009, una reseña


Desde pequeño, me gustan las historias de Sherlock Holmes. Creo que me las he leído la gran mayoría de las que hay publicadas, sobre todo en español. Y luego he dado el salto primero a series y mas tarde a peliculas. Aunque, siendo sincero, algunas me han gustado mas que otras y las que me han gustado, me han gustado  casi al momento y otras han requerido un cierto proceso hasta que me han gustado o al menos la he aceptado.
La de película de Sherlock Holmes, que salió en 2009 es una de ellas.

Dirigida por Guy Ritchie, se la conoce simplemente como Sherlock Holmes, aunque para diferenciarla del resto se le añade entre comillas o entre paréntesis 2009, porque se estrenó en las navidades de 2009 (Más concretamente, el día 25 de diciembre). Dura 130 minutos y el reparto lo encabezan Robert Downey Jr., Jude Law, Rachel McAdams, Mark Strong, Eddie MarsanJames FoxHans Matheson entre otros. La banda sonora es de Hans Zimmer, lo cual ya es un indicador de su nivel de calidad en el plano musical (Pista: Muy alto).


La historia se sitúa en el año 1891, en pleno Londres Victoriano, cuando Sherlock Holmes (Downey Jr) y el Doctor Watson (Jude Law) consiguen detener una oleada de crímenes ritualisticos y detener al autor, que es un Lord, Henry Blackwood (Mark Strong), un hombre muy rico y poderoso, con fama de siniestro y adepto a la magia, además de brillante. Blackwood es condenado a morir en la horca, pero antes de ser ejecutado, pidió hablar con Holmes, al que le hace una extraña profecía: Volverá de entre los muertos y sin que pueda hacer nada para evitarlo, tres hombres más morirán. Y le dice que sus acciones es lo que le van a llevar a él a la apoteosis,siendo este el último pensamiento cuerdo de Holmes. Este, por su parte considera que Blackwood es un loco y no hace mucho caso, aunque en un principio le sorprende lo que dice.
Más tarde, Blackwood es ahorcado en vista pública y el Doctor Watson certifica el fallecimiento. Caso cerrado, o eso parece...
Tres días más tarde, Homes recibe la sorpresiva visita de Irene Adler (Rachel McAdams), una delincuente de guante blanco que han conseguido por dos veces burlarle y superarlo, y con la que tuvo en el pasado una relación sentimental. Adler, que se ha colado en su casa y le ha preparado la merienda (?!) quiere encargarle localizar a un hombre, un enano pelirrojo llamado Luke Reordan. Holmes, aunque la paga (Monetaria...) es realmente sustanciosa, está mucho más interesado en saber pàra quien trabaja Adler (Bueno, y en Adler) y descubre, astutamente, que trabaja para un personaje misterioso y siniestro...que la tiene realmente aterrorizada, lo cual asombra a Watson y preocupa e intriga a Holmes.
Para complicar más las cosas si cabe, se descubre, gracias a la llamada de Lestrade (Eddie Marsan) transmitida por el Oficial Clark "Clarky" (William Huston), de que Blackwood parece que ha resucitado de la tumba, saliendo de ella con aparente fuerza sobrenatural y aterrorizando a un guardia del cementerio, que es testigo de su resurrección . En su lugar, el que está en su tumba, muerto, es Luke Reordan.
Empieza el juego.


La verdad es que la idea de un Sherlock Holmes bohemio, de aspecto un tanto desastrado, algo amanerado (Siempre se ha hablado mucho de la posible homosexualidad subyacente de Holmes) y con una sorprendente facilidad para combinar análisis más rápidos que un ordenador y aplicarlos a sus peleas a puño limpio (Haciendo gala de una habilidad en artes marciales más que destacable), me chocó mucho y reconozco que al principio no me gusto. Estoy hecho al mas "clásico".Con el tiempo y viendo la película con más calma, me acabó gustando esta nueva versión de Holmes. Aunque es más aficionado a dar hostias que a fumar en pipa y usar la lupa, y no lleva su característico Deerstalker o Cervadora en español (El gorro que le hace tener un aspecto tan característico), no deja de ser Sherlock Holmes, con su mente ultra aguda, su racionalidad, su peculiar forma de entender las relaciones afectivas o el trato con otras personas y sus frases ingeniosas y a veces, lapidarias.
Con Watson pasa lo mismo, sigue siendo el mismo doctor, pero con otro envoltorio y con un aire más marcial y agresivo que sus otras contrapartidas, con sus virtudes y sus fallos (Ludópata, por ejemplo). Pero a mi los dos personajes que mas me gustan son Adler y Blackwood. Adler se aleja completamente de la idea original de los escritos de Sir Arthur Conan Doyle y pasa de ser una chica astuta e ingeniosa, a ser un peligrosa a la par que sensual delincuente, llena de recursos y con un sentido del humor realmente curioso, y que aun así tiene una manifiesta debilidad: Sherlock.
Blackwood, que no es un personaje de Sir Arthur Conan Doyle, aunque los especialistas en la obra creen que se han basado en parte, al menos para darle el nombre, en el personajes del Conde Negretto Sylvius, del cuento "La piedra de Mazarino" ("The Adventure of the Mazarin Stone", que salió en 1921. No está mal, pero no es una de mis historias favoritas, eso si.). Es el típico villano ultra-poderoso, pero de poder terrenal. Es rico, es inteligente, es cruel, insensible, culto, elegante y astuto, sin descontar el hecho de ser capaz de cubrirse con un manto de miedo sobrenatural con una facilidad extrema, para hacer que se haga su voluntad, haciendo que poderosos y de baja estofa cumplan sus órdenes sin pestañear. Aunque hay ciertas cosas en el que hacen pensar en otros personajes típicamente victorianos, como Jack el Destripador, está mucho más cerca de un híbrido entre el personaje histórico Aleister Crowley y la caracterización del Drácula de Bela Lugosi

En ambos casos, la labor de los actores ha sido primordial para crear unos personajes redondos. Rachel McAdams encaja en el personaje como guante, dándole un toque entre picante y valeroso, mientra que por su parte, Mark Strong sencillamente lo borda siempre como villano. Os aconsejo sobre todo si es posible escuchar  su voz en la versión original. No me quejo del trabajo del doblador español (Humberto Solórzano), pero con su propia entonación gana mucho octanaje.


Hay dos elementos más de la película que cabe destacar. Uno es el tema de los "ejes de conflictos" entre los que gira la historia, y que son múltiples. No solo hay una lucha entre Holmes y  Blackwood, la típica de héroe y villano. Hay una lucha entre Holmes y Watson, dado que el segundo quiere casarse y forma una vida con Mary Morstan (Kelly Reilly) lo que le llevaría dejar de trabajar con Holmes...algo que a Holmes le aterra solo de pensarlo y tratar por lo tanto, al menos en primera instancia de sabotear, aunque no realmente por maldad (Cree que le hace un servicio a Watson), y eso no le evitar comenter un par de patinazos bastante gordos. Por su parte, es cierto que Watson se ha vuelto un tanto adicto a la vida aventurera con Holmes y vive dividido entre Mary y su futura nueva vida, y su lealtad a Holmes y su gusto por las acciones fuertes. Otro eje de conflicto es la relación entre Adler y Holmes. Adler le gusta jugar con Holmes y dejarlo en ridiculo, pero se siente irresistiblemente atraída por el y no le haría ascos a fugarse con el. Holmes se siente a su vez muy atraído por ella, algo sorprendente en una persona de su carácter tan poco social y retraído, cuya genialidad no le deja conectar con mucha gente. Con Adler lo hace y posiblemente las veces que lo dejan en ridiculo aumentan mas su atracción hacia ella. Y por último, está Holmes, contra el misterioso empleador de Adler, que al final de la película se revela quien es, teniendo mucha importancia en la siguiente.
Los anteriores son entre personas físicas. A esto hay que sumar el duelo entre Holmes y no realmente Blackwood, sino todo el tema de la magia, la superstición, las órdenes secretas y los grupos herméticos. Blackwood es el antagonista, si, pero Holmes está dispuesto a demostrar que todo lo hay detrás son falacias o elementos científicamente explicables, tenga que enfrentarse a lo que tenga que enfrentarse.
Y no solo a Blackwood.


Y por ultimo, esta la banda sonora. Se encarga de ella el gran Hans Zimmer, que es un verdadero rey Midas musical, porque lo que toca lo hace oro. Oro musical (Y del otro también...). Puede que su trabajo en esta película no sea tan llamativo para muchos como en Gladiator o Batman, más que nada porque la película ha tenido muchas nominaciones pero pocos premios (Importantes, quiero decir) pero creo que esta para mi gusto entre sus trabajos más sobresalientes. Es pegadiza y hace unas combinaciones de instrumentos, sobre todo de cuerda con percusión, maravillosas. Estoy viendo si puedo hacerme con la BSO suelta por algún lado en plan CD, pero de mientras, esta y la de la siguiente película de Holmes, Sherlock Holmes: Juego de Sombras (Sherlock Holmes: A Game of Shadows. Ya hablaré de ella en otra entrada) las tengo en mis listas de reproducción automática de Youtube.
Sinceramente, creo que una de las cosas que hizo que aceptase primero y que luego me gustase esta película fue la banda sonora.


Por cierto, y a modo de remate, algunas de las escenas que salen en el trailer comercial han sido cambiadas en la versión final de la película, pero creo que se pueden ver como parte del "Director's Cut".

En fin, la verdad es que versión de Sherlock Holmes es bastante curiosa, y peculiar. A más de un fan ortodoxo del personaje (Lo se, porque me lo han dicho. Más de uno, más de dos, más tres, más de...en fin) le parece una versión aberrante, más cerca de una peli de acción al uso de lo que es realmente el personaje. Ciertamente, yo no veo a Holmes liándose a hostia limpia por mucho que haga un metodo analitico-cientifico con ciertos toques de visión de futuro, por ejemplo, ni tampoco le veo tan desaseado. Ni a Watson en el plan que a veces lo representa Jude Law, dicho sea de paso. Pero al final no deja de ser una película entretenida, con muy buenos puntos, unos actores muy buenos y una banda sonora excelente. No llega a ser el atropello literario que es para mi, por ejemplo, la trilogía de El Hobbit, quedándose en una versión muy atrevida y un enfoque muy rompedor en algunos casos. Pero eso si, bien ejecutado.

Ahora bien y esto lo adelanto a modo de conclusión, me gusto mucho más esta película que su secuela. Sin ser mala, creo que se pasan en algunas partes con el ansia de darle acción... Pero esto lo contaré en otra entrada.


Adieu...

8 comentarios:

  1. La peli es la mar de divertida, bueno, las dos. Pero ambas tienen un problema: El personaje de Sherlock es, en realidad, Tony Stark.
    Prefiero el Sherlock de Cumberbach. Personalmente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos ha jodido el niño!XD. Creo que es uno de los problemas más grandes de esta película: La gente le ve y ve a Iron Man, no a Sherlock

      Eliminar
    2. Jodido tamos en casa. Menudo gripazoooo. Jajajajaja. Nene malito...sniff.
      Yo lo digo por la personalidad del personaje en la pelo. No por el actor.
      Si alguien lo hace por el actor...es que lo tiene muy encasillado.

      Eliminar
  2. Si no recuerdo más, la cervadora es un añadido posterior que no está en la obra de Conan Doyle, sino que surgió de ilustraciones que algunos hicieron después.
    Me gusta tu crítica, estoy muy de acuerdo con ella; aunque creo que me gustó más de inicio la película que a ti, porque realmente en los lbiros, Holmes sí que se le muestra descudiado, por ejemplo en El sabueso de los Baskerville se pasa la narración durmiendo al raso y creo que cuando aparece tiene pinta desaliñada, también se menciona el desorte de los apartamentos, y que era un gran boxeador. A mí me gustó que se saliera un poco de la idea de un Holmes tan pulcro, si bien es cierto que quizá la acción se cobra demasiado protagonismo, y no hablemos de la secuela, donde es fácil olvidad que estamos viendo una película de Sherlock Holmes.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si y no. Doyle no le dio ese nombre pero las descripciones del tocado de Sherlock en varias obras dieron a entender que ese era el sombrero, por eso lo ilustraron así sus primeros ilustradores. Y hasta donde se, el autor no se quejo de ello.

      Eliminar
  3. A mi me gusto mucho, en realidad las dos, pero hay que destacar que es una pelicula de Guy Richi ( o como se escriba) y este director suele enfocar las peliculas con un sello muy personal, al estilo de Tarantino, que te puede gustar o no, por ejemplo la del Rey Arturo si vas a verla esperando una pelicula al estilo excalibur o "historica" de alguna manera ... mejor quedate en casa, pero si buscas algo entretenido con dialogos mordaces como snach cerdos i diamantes o lock and stock o incluso estas de sherlock holmes es una pelicula que os puede gustar, estas peliculas con la version personal de Richi de como llevaria estos personajes a su manera y no como estan descritos

    ResponderEliminar
  4. Se me olvidaba. ¿Habías visto "Mr. Holmes", verdad? A Holmes le interpreta el genial Sir Ian McKellen.
    Es digna de verse. Increíble. Humana. Sincera. Si alguien no la vio que lo haga.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails