domingo, 22 de julio de 2018

El Índice de Dios, de Roger Wolfe. Reseña


Hace ya unos cuantos años, bastantes (Fijaros, debió de ser a mediados-finales de los 90, creo), entro en casa de mis padres El Índice de Dios de Roger Wolfe. Lo trajo mi hermano a casa, como otros muchos libros, seguramente recomendado por alguna amiga suya, con las que solía hacer intercambios de libros o se regalaban libros. Así entraron muchos buenos libros que luego yo lei o incluso me fueron regalados, generalmente de fantasía o ciencia ficción.
Pero este, que no es de esos géneros, hizo una transición muy breve en nuestra casa. Estuvo unos días y de pronto, desapareció. Un día, tiempo más tarde, haciendo hueco en el trastero para guardar algunas de mis primeas minis y salvarlas de las iras de mis padres hacia mis hobbies (Así es la vida....), el libro apareció, en una caja pequeña de cartón blanco sin letras ni adornos, que estaba medio caída contra una pared del abuhardillado, tras una estantería con mas cajas. Lo cogí y lo leí. No lo subí de nuevo al trastero, quedando en un montón de mi cuarto, y mucho mas tarde acabo en otra caja rumbo al pueblo de mi madre donde allí reposa aun, creo. Hace cosa de un mes lo volví a leer en una edición digitalizada en plan casero, y tras pensarlo un poco, he decidido hacerle una reseña.

El Índice de Dios, de Roger Wolfe fue publicado por Espasa Calpe en 1993. Hasta donde yo se no ha sido ni traducido ni ha tenido mas ediciones. Es un libro de 163 páginas, en tapa blanda y lo recuerdo como un libro con unas letras mas grandes de lo normal. Roger Wolfe es un poeta y escritor inglés, ademas de traductor e intérprete, afincado en España desde niño. Su producción literaria es mas de poesía que narrativa, aunque también ha incursionado en el ensayo. No suelo leer poesía pero he leído algunas obras suyas, a posterioridad de leer El Índice de Dios, como Días perdidos en los transportes públicosHablando de pintura con un ciego. Poco mas.

La novela nos habla de la historia de un personaje extraño y solitario, que vive en un mundo siniestro, brutal y decadente, parecido al nuestro pero sin una ubicación claramente definida (Aunque se nota que esta inspirado en España, por los personajes y algunas localizaciones), donde todo es violencia, sexo e hipocresía. Una distopía moderna e industrial al tiempo que salvaje y nihilista. Este personaje, que no tiene nombre pero que a lo largo de la novela recibe el mote de "El Samurái", lleva una doble vida: Una como anónimo trabajador nocturno de un supermercado donde labores de reponedor y la otra como un asesino que mata a sus victimas tras tener sexo con ellas y luego las trocea para dar de comer a sus amados perros.
Se nos deja caer durante la novela que su vida anterior fue muy diferente y que fue alguien hasta culto, con sensibilidad artística. Pero algo trastoca hasta tal punto su existencia que se vuelve un ser que solo conoce el sexo (Hombres, mujeres, gente joven, gente mayor,...le da igual) y la muerte. Es como si odiase o quisiera venganza de la sociedad. Su modus operandi esta volviendo loca a la policía, que ya tiene bastante con grupos terroristas, violadores y ladrones, entre otra escoria, que no consigue acabar con ellos ni usando a los cuerpos especiales (Los ESES o Efectivos de Seguridad Especial). La prensa le ha dado el mote de "El Samurai" por que creen que mata usando una espada tipo Katana (En realidad, un machete).

Sin embargo, dos cosas trastoca su "cómoda" vida en una urbanización abandonada. Una, que unos ladrones intentan irrumpir en su casa y matan a varios de sus perros, lo cual le pone de muy muy mal humor. La otra, el encapricharse con una prostituta llamada Puri, a la que secuestra y luego convierte en su compañera de "aventuras". Esto trastoca su forma de borrar pistas y al final, hasta la policía consigue atacar cabos...mas o menos.

El autor

La novela esta dentro del genero llamado "realismo sucio". Es una obra donde los hechos violentos, el sexo y la escenas sacadas de una snuff movie sobre Sodoma y Gomorra se suceden con una sucesión tal con los sentidos se aborgátan y se quedan entumecidos, tal es el nivel de esta sádica paliza literaria. Llega un momento en que es tanta la violencia, el sexo, los descuartizamientos,...que llega a aburrir y saturar. Todo es demasiado oscuro, demasiado grotesco, demasiado salvaje. Una realidad aumentada, retorcida y plantada debajo de las narices del lector que realment satura, donde la única paz te la da en ocasiones Lou Reed o algo de poesía inglesa.
Yo lei el libro en tres épocas diferentes de mi vida: En una medio un asco infinito (Y creo que eso le paso a mi hermano), en la segunda me aburrio y en la tercera empece a buscar elementos  útiles y salvables, que usaba por ejemplo en partidas de rol, aunque retocandolos un poco, porque descubrí algunas cosas útiles.
Por ejemplo, el grupo eco-terrorista LA (Liberación Animal), acabo siendo un grupo recurrente en mis partidas de Cyberpunk 2020, reconvertidos en el CLA (Comité de Liberación Animal), un grupo de ecologistas que en los 90 liberaban animales de las peleterías o de las granjas y que con el tiempo perdieron la parte mas "eco" y se volvieron mas "terroristas", pese afirmar que sus actos eran en pro de la Madre Naturaleza. O los ESE pasaron a ser los ESES (Escuadrones de Seguridad Especial y Supresión), inspirandome en pasajes como este.

"Rodearon el edificio y los conminaron a deponer su actitud. Creo que había gente que pensaba
que estaban rodando una película. Y la verdad es que no había mucha diferencia. Hubo fuego
cruzado y un par de maderos muertos y entonces fue cuando se armó. Llamaron a las ESEs, los
Efectivos de Seguridad Especial, y se acabó la fiesta. Esa gente no se anda con paños calientes y
para entrar ahí tienes que más o menos estar dispuesto a vender a tu madre al peso. Son algo así
como chorizos privilegiados con carta blanca para exterminar."


Wolfe nos platea una historia que es como si el personaje viviese dentro de una peli americana de ultra violencia y fue haciéndose en parte el mismo el guión, hasta que de pronto, el guión se rebelase y tuviera que improvisar para salir del atolladero. Es una persona realmente desequilibrada, pero hasta tal punto que ya esta de vuelta de la locura, y lo que hace lo hace con la consciencia del que se da cuenta de que el mundo que le rodea, por comparación, esta mas loco  que el.
Se notan ciertos elementos cuasi-autobiográficos en esta obra o al menos paralelismos: Por ejemplo, Wolfe como el protagonista, trabajo de mozo de supermercado, o que el protagonista parece haber sido estudiante o similar de poesía y literatura inglesa como Wolfe. Digamos que hay trozos del autor, aunque dudo mucho que Wolfe vaya con un gabán de cuero negro repleto de armas con un cuchillo de pesca submarina, un bate de béisbol claveteado, o una pistola, a la caza de gente....

No es una novela apta para todos los públicos y las criticas, por otro lado han sido tan dispares que no sirven de referencia (Bueno, no es que sirvan siempre como tal, pero en este caso es así).Para algunos es una buena obra, ágil, breve y muy descriptiva y minimalista (Como suelen ser las obras del realismo sucio) mientras que para otros es pura basura putrefacta salida de una mente enferma. Dicen que el propio Wolfe, pese a que la novela esta mas que agotada desde hace mas de una década, ha renegado de ella. No se si es eso verdad, pero lo cierto es que la novela no ha sido re-editada hasta donde yo se.

Yo, cuando llegue a tener edad suficiente para leer y entender, y comprender, totalmente el libro, lo que hice fue tomar los trozos que me gustaban o que podían serme útiles y usarlos en otra parte. Ciertas ideas, ciertos conceptos, ciertos arquetipos. Y fuera de literatura pero dentro de lo ficcional. No es una novela para que la lea cualquiera, hace falta tener estómago solido y saber separar las cosas. Es como quien ve un film gore. Pero no me parece tampoco tan aberrante como al pintan algunas personas (Igual por temática y escenas, comprendo que haya gente que la considere así, ojo). Realmente esta bien escrita, tiene un buen ritmo y es muy descriptiva y detallista (Demasiado en la mayoría de las ocasiones), y eso hay que reconocerlo.
Pero no es una novela que pueda leer cualquiera.

Sinceramente, Roger Wolfe no es para mi, y quizás tampoco lo sea para mucha gente. Y por eso no recomiendo este libro. Ahora, siendo honrado, no me parece ni tan mala ni tal inútil, como la han pintado muchos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails