miércoles, 14 de marzo de 2018

Goðhóll o La colina de los Dioses


En la población islandesa de Flateyri, que forma parte del término municipal de Ísafjarðarbær (Vestfirðir), justo detras del colegio y las piscinas, existe una extraña elevación. No es muy alta, ya que desde el suelo a la parte superior no debe tener una altura mucho mayor de 3 metros y medio, por unos 7 u 8 de diámetro. Tampoco tiene nada de especial, en plan marcas o señales. Y claramente, es obra de la mano del hombre. Sin embargo, desde hace muchos años, se considera una anomalía curiosa y se hace toda clase de cabalas sobre que es o fue realmente.

La gente del lugar le da un nombre bastante épico y hasta grandilocuente: Goðhóll o La colina de los Dioses.

Nadie sabe a ciencia cierta desde cuando esta ahí, pero en el Anuario de la Sociedad Arqueológica de Islandia (Árbók Hins íslenzka fornleifafélags), en las páginas 114 y 115 del tomo 1 de los años 1880 a 1881, hay un apartado escrito por Arnar Thorsteinson se habla de este peculiar monticulo y como fue encontrado en una época en la que se estaban haciendo obras en el pueblo.Se puede consultar aquí. Aviso que esta en islandés. Básicamente lo que viene a decir que fue hallado por un hombre de la zona llamado Sveinar Magnússon mientras se excavaba en la zona y al ver que era una construcción humana, se hicieron algunas investigaciones arqueológicas. Se decidió respetar la elevación, al descubrirse por algunos restos hallados que tenía siglos de antigüedad, por que ha quedado hasta nuestros días mas o menos como la encontraron.
En aquellos años, el movimiento nacionalista islandes era muy fuerte y pedía a Dinamarca (Ya que en aquel entonces formaba parte de la corona danesa) pedía mayor grado de autonomía. El estudio de restos arqueológicos en la isla era tomado como alguien muy serio por ambas partes, pero sobre todo por los islandeses, para preservar su pasado, aunque fuera de la isla había interés por demostrar los vínculos entre las diferentes naciones.

La elevación esta formada por rocas, arena y tierra aprisionada para dar solidez al conjunto. Aunque hay muchas leyendas e historias sobre la susodicha "Colina de los Dioses", hay cierta división de opiniones sobre que es realmente. Tras quedar descartado el uso como túmulo o u otro uso funerario, unos piensan que era usado como punto limite de alguna propiedad, mientras que otros consideran que pudo haber sido parte de alguna especie de templo o altar. Sin embargo, la idea mas extendida es que se usaba como tribunal para dirimir asuntos relativos al honor, bien como escenario o bien como podio para juez o persona encargada de regular esas acciones.
La imagen que encabeza la entrada no es mas que una ilustración que se usa en el pueblo con fines turísticos, pero el aspecto real que tiene a día de hoy viene a ser este:


El caso es que se cree que esta íntimamente relacionada con los primeros pobladores de la zona. Como la inmensa mayoría de las poblaciones actuales de Islandia, no se la empieza a llamar "pueblo" hasta el siglo XVII-XVIII. Sin embargo hay registros de pobladores de los primeros tiempos de la colonización de isla (Siglo IX-X). En este caso, el Landnámabók o Libro de los Asentamientos se habla de una granja llamada Eyrir o Eyrr que fue construida por un tal "Önundur hijo del Vikingo, hermano de Þordar de Alviðru". La granja estuvo en pie hasta 1903 y se cree que la construcción del Goðhóll estuvo relacionada con la granja, aunque no hay muchos mas datos al respecto.

Puede que el nombre este equivocado, ya que Goði (O Gothi) es una antigua palabra de antiguo Escandinavo para jefe o caudillo familiar/ de clan que también hacia las veces, entre otras cosas, de sacerdote, primero en los tiempos paganos y mas tarde en los primeros siglos de las cristianización. Y el plural es Goðar. En ese aspecto podría haber sido tanto un altar como un tribunal, ya que los Goðar ejercían esas funciones en sus territorios, entre otras.

La palabra "Eyri" o "Banco arenoso" se repite mucho en la zona de los Fiordos del oeste. Flateyri significa "Banco de arena plano" y se refiere a la zona en la que se construyó el pueblo. Numerosos lugares en esta zona d de Islandia llevan "Eyri" en el nombre ya que  fueron construidos sobre bancos de arena al abrigo de las paredes, a menudo muy empinadas, de los fiordos, protegidos de avalanchas, viento,etc y con un suelo solido para construir, ya que si bien es cierto que la parte de arriba es arenosa, a poco que escarbes encuentras rocas, muchas veces desmenuzadas por acción del hielo o glaciares pasados.. Por eso se repite todo el rato en el nombre de las poblaciones: Hesteyri, Þingeyri, Hrafnseyri, Flateyri, etc.

Volviendo a la Colina de los Dioses, a día de hoy forma parte del paisaje y las historias y leyendas sobre ella abundan. A los niños del lugar las historias que cuentan los mayores les importan bien poco, y es una de las zonas preferidas de juego de los críos de la zona, especialmente en invierno cuando se cubre de nieve ya que es un lugar perfecto para tirarse con los trineos. Además, es un buen sitio para descansar, sacar fotos o tumbarse a mirar las nubes.

2 comentarios:

  1. ¿Sabes si se han realizado exploraciones con láser, rayos X, ultrasonidos u otro método para comprobar si está o no hueco o lo estuvo? Estas mediciones son "no invasivas" y se han usado hasta en las pirámides.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, y no creo que lo hagan, pues en 1880 hicieron las excavaciones...bueno, como se hacían hasta hace poco...a pico y pala.

      Eliminar

Related Posts with Thumbnails