lunes, 2 de octubre de 2017

The Tyrant's Champion, de Sarah Cawkwell. Reseña


Vamos a a acabar el día con una reseña.Hacia mucho tiempo que tenia ganas de leer y hacer una reseña a este relato de Sarah Cawkwell y por fin este fin de semana ha llegado a mis mano, aunque reconozco que no por el conducto habitual si no por otro completamente inesperado, pero no por ello menos agradecido.

The Tyrant's Champion es un relato corto de W40K, de unas veinte pocas paginas, de Sarah P. Cawkwell que fue publicado en formato digital por Black Library en enero de 2014 (Aunque hay un relato muy similar, si no directamente igual, en la Hammer & Bolter 23 de agosto de 2012 titulado Tyrant's Chosen). Tiempo mas tarde fue incluido en un pack de relatos cortos, novellas y novelas centradas en lo Marines del Caos y el Ojo del Terror, llamado Eye of Terror: The Chaos Space Marines Digital Collection. Ambos se pueden comprar aun. La  ilustración de la portada, que ha salido en alguna edición del codex MEC, es de Paul Dainton.
El relato viene a continuación en una linea temporal de la novela The Gildar Rift, de la serie Space Marines Battles. (Aviso que puede haber algún spoiler suelto)

Taemar, el campeón personal de Huron Corazónnegro, el Tirano de Badab ,ha muerto en combate, por lo que varios Corsarios Rojos quieren hacerse con el cargo, pues el un cargo de prestigio y poder dentro de las fuerzas de Huron. De 5 aspirantes rápidamente quedan 4, ya que Huron se encarga directamente de uno por ser demasiado locuaz. Así pues, solo quedan dos hermanos gemelos(Szear y Feddeus), un luchador y duelista de gran calidad llamado Dolosus y Vorenus, que es un antiguo sargento de los Hijos del Emperador que se ha unido a las fuerzas de Huron y maestro espadachín. Así que Huron decide hacer una criba, en una arena especial dentro de la guarida de Huron.
Cuatro entran, uno sale.


La historia esta contada básicamente desde la perspectiva de Vorenus. Vorenus encaja bastante bien dentro del arquetipo de Hijo del Emperador, porque es orgulloso, arrogante, altanero, perfeccionista en exceso (Aunque cuando la perfección se le escapa entre los dedos se enfurece y le cuesta mantener el control), se cree superior (Aunque con Huron sabe que hay que mantener las distancias y la cabeza agachada si se quiere mantener sobre los hombros) y es un luchador letal. Pero Sarah Cawkwell nos muestra que Huron (O igual Garreon) no quiere a su lado solo un buen luchador para que le haga de paladín, busca algo mas ya que grandes luchadores tiene a espuertas.
Por otro lado, el relato tiene unos ejes bien definidos y va girando entorno al exceso de confianza, la claustrofobia, la locura y la soledad final de los personajes. No es un relato de "sangre y tripas", es una historia mas medida, que aprovecha muy bien el espacio que, seguramente, los editores le han dado. Aunque eso no te evita la sensación de querer mas.

Huron no sale mucho en la historia y tiene mas lineas y peso en la narración el apotecario jefe Garreon ("El señor de los cadáveres"). Huron esta ahí básicamente porque es un relato de los Corsarios Rojos. Aun así, su presencia es lo suficientemente extensa para mostrarnos a Huron en una nueva faceta. Sarah Cawkwell en cada relato (Bitter End, The Gildar Rift y este) nos enseña una cara de Huron y en este relato nos muestran al Huron mas clásico. como señor del Caos todo poderoso pero sometido a una tortura constante por su estado físico, que si alguien se le pasa de la raya lo despacha personalmente y que si hay que hacer algo tan trivial como elegir un nuevo campeón se lo deja a sus subordinados, ya que tiene cosas mas importantes que hacer.
Es solo un punto de referencia, aunque importante.


El relato tiene un buen ritmo aunque en algunas partes da un ligero traspiés. A mi por ejemplo, de la parte de Dolosus esperaba algo mas, o al menos algo mas sorprendente. Sin embargo, los gemelos son una caja de sorpresas. La historia tiene una ambientación única (No es un duelo gladiatorial típico, y pone algunas cosas mas típicas de la historia de terror que de algo para W40K) y algunos giros argumentales son bastante buenos, sin duda. Igual no llega al nivel por ejemplo de Bitter End, que de los relatos cortos que he leído de Sarah Cawkwell es el que mas me gusta con diferencia, pero digamos que va en esa linea, ya que nos muestra que  a veces no es tanto un tema de normas y condiciones, si no como interpretarlas o retorcerlas a gusto...algo que Huron aprecia de sobremanera (Cuando le interesa, claro).
Los combates están bien descritos y la personalidad de cada personaje bien marcada. Las descripciones son adecuadas y el desenlace la verdad es que me parece apropiado.

En pocas palabras y para terminar esta reseña, aunque es cierto que a este relato corto le tenía ganas desde hace mucho tiempo y aunque no me ha parecido tan buenos como otros que ha creado esta autora, me sigue pareciendo un relato excelente. Un buen broche al terminar la lectura de The Gildar Rift, por ejemplo. Me pasa con este relato corto como con otros de BL, que creo que podría haber salido, si no una novela, quizas algo mas largo que un relato corto. Pero al contrario de otros casos tal y como esta me conformo.
Lastima que el siguiente libro sobre Huron (Tyrant of the Hollow Worlds) no lo escribiera ella. Creo que pone el listón muy alto a otros autores cuando habla de Huron Corazónnegro. Y por una vez, también es una lastima que solo este en formato digital y no lo hayan metido en alguna antología en formato fisico, para hacerlo mas accesible.

Altamente recomendable, sin duda, sobre todo si te gustan los MEC que no son de las Legiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails