domingo, 3 de septiembre de 2017

Noli Timere Cylindrem* (Una reflexión)


La ultima voluntad de Sir Terry Pratchett, el autor de las novelas de MundoDisco y de otras obras geniales de la literatura y que nos dejo en el mes de marzo de 2015 se ha cumplido de manos de Neil Gaiman y  Rob Wilkins, ambos colaboradores y amigos muy cercanos del autor el pasado 25 de agosto. Y todavía sigue dando que hablar.

Por que? Porque la ultima voluntad del autor británico era que todas sus obras inconclusas fueran metidas en un disco duro y destruidas por una apisonadora de vapor (!). Rob Wilkins se encargo de ejecutar esa ultima voluntad y ademas de reportarla paso a paso en las RRSS, como cuentan aquí.
Los restos, así como otras cosas del autor pasarán a ser parte de un museo.
En las redes sociales hubo cierto revuelo por esto. Unos afirmaban que algo así jamas hubiera debido hacerse y que esas obras deberían haber salido aunque fuera con una formula similar a los Cuentos Inconclusos de J.R.R Tolkien (Por cierto, ayer se cumplieron 44 años de que nos dejo), mientras otros dudan de que no queden copias de las mismas y que realmente se hayan destruido (Al fin y al cambo, han tardado 2 años en hacerlo, tiempo mas que de sobra para haber copiado archivos) y piensan que no es mas que una maniobra publicitaria. Por no hablar de titulares tremendistas en grado superlativo como este.


Sinceramente, yo por un lado creo que el que quede alguna copia por ahí "perdida" no es algo ni de lejos descabellado (Sea digital, mecanografiada o manuscrita incluso) y tampoco hay que extrañar que tal y como se ha realizado alguien crea ver una maniobra de marketing. Pero por otra parte, coincido plenamente en el tema de que el gesto es realmente muy de Terry Pratchett y su sentido del humor. Y si esa fue realmente su ultima voluntad (Y no hay nada que me haga duda a priori de Neil Gaiman, que fue el que la dio a conocer) se tendría que respetar. A día de hoy eso de respetar las ultimas voluntades de los fallecidos parece que es algo que no se lleva y yo he conocido muchos casos que las ultimas voluntades de personas muertas han sido tergiversadas o directamente ignoradas,auna estando en sus testamentos. Gente que quería ser incinerada no lo fue, gente que quería donar cosas a ciertas instituciones y no se hizo,o que se repartiera ciertos bienes o dineros a unas personas y no se hizo,...algunos de esos casos los he vivido muy de cerca y me da entre rabia y tristeza infinitas ver que eso no se cumple.
Y suelen ser ultimas voluntades dentro de lo que cabe mas que razonables, nada en plan "entierra a mi familia viva junto a mi" o " mata a todos mis animales de compañía cuando yo me muera". Son cosas que el difunto consideraba importantes y que quería que se cumplieran, pero muchas veces no se hacen por interés o por comodidad o por incomprensión. Y francamente me alegra un montón que se pueda cumplir la ultima voluntad de un fallecido. Tarde, creo yo, y eso da margen a sospechas lógicas pero se cumple a fin de cuentas.
Que hubiera esta genial que esas obras, de las que nadie o casi nadie sabe nada, vieran la luz? No lo niego y a mi mismo me pica mucho la curiosidad pero si ese fue el ultimo deseo de Sir Terry Pratchett me parece genial que se haya cumplido finalmente. Es algo que te puede gustar o no, pero hay que respetarlo. Todo lo que salga de ahí es no conocer ni respetar al autor, por no hablar del tremendismo y el esperpento.

Se hizo lo que debía hacerse y lo hecho, pues hecho esta. Puede que sepa a pocos a algunas personas,pero Terry nos dejo un legado literario mas que generoso, diría yo, como para andar escatimando o rebañando, según se mire, de su aporte a la literatura universal.



* Vale, no queda muy exacto en latín pero como parece que no hay una palabra en latín concreta para "Apisonadora" lo que mas cercano me parece para evocarlo. La corrección léxica ya es otra historia, porque yo no dí latín y lo que se es aprendido por mi cuenta. Así que nadie se pongo como una furia porque use mal el declinativo o similar, please.

4 comentarios:

  1. Por no decir que Terry Pratchett es dueño y señor de su obra y si decide que se destruya todo lo que no fue publicado y que tuviese, pues mira no nos gustará pero tiene todo el derecho del mundo.

    Lo que me recuerda esta historia:

    https://www.theguardian.com/music/2016/mar/16/malcolm-mclaren-son-joe-corre-burn-punk-memorabilia-punk-london-queen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, eso se daba por sentado, creo yo, porque si pidió hacer eso...

      Pero es que algunos han montado un drama que ni pa que. tu!

      Eliminar
  2. Como lector suyo, si la apisonarora no iba soltando lenguas de fuego y explosiones, mientras el conductor tomaba té pensando que era otro día normal en el curro; no me sentire satisfecho.

    ResponderEliminar
  3. Ha habido casos sonados y polémicos de no respetar las decisiones de un autor tras su muerte, como en el caso de Vladimir Nabokov. Depende de como redactes el testamento, en algunos paises es posible hacer que sea un imperativo de obligado cumplimiento (sobre todo si va asociado a una cláusula de "o lo haces o no hay herencia"). Como autor, me parece que la palabra de un autor sobre el futuro de su obra es sagrada. No importa el interés de editores o de los lectores, que no deja de ser un interés egoista (monetario de los primeros, de querer "leer todo lo del autor X" los segundos).
    No creo que haya ficheros perdidos de Pratchett. Rob Wilkins era su asistente y uno de sus mejores amigos. Cuando Pratchett le encargó la tarea de no dejar nada, sabía que lo haría sin vacilar.
    Como tiene que ser.

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails