sábado, 6 de mayo de 2017

El Pulp


Muchas veces he visto que hay gente que habla, en temas de literatura del “Genero Pulp”. Bueno, a día de hoy creo que le ponen etiquetas a las cosas muchas veces sin ton ni son y se califican a ciertas cosas con nombres y epítetos equivocados. Si hablamos de “Pulp” en temas literarios, estamos hablando de un soporte físico o de un formato derivado del uso de un soporte físico concreto. No se cuanto hay de cierto cuando se habla de un “genero Pulp”, pero si nos ponemos estrictos, históricamente solo puede ser, o el soporte o el formato.

Pulp era como se llamaba a un tipo de papel hecho con pulpa de celulosa de baja calidad (Se ahí el nombre. En España y Latinoamérica se le suele conocer con el nombre de papel de “pasta/pulpa mecánica), con el que se hacían,entre finales del siglo XIX y la primera mitad del XX, en los EEUU unas revistas dedicadas a cuentos y relatos (Ademas de otras cosas. El papel Pulp no se usaba solo para revistas...), teniendo como antepasados a las Penny Dreadful inglesas de segunda mitad del XIX ("Penny" es Penique. Ahora es un céntimo de Libra esterlina, pero antes de 1971 era la 1/12 del chelín,que era a su vez 1/20 de la Libra. Publicaciones tipo folletín o revista que ofrecían cuentos e historias, generalmente de miedo, por el precio de un penique. De ahí el nombre. Fueron muy famosas en la época victoriana) y de las “Dime Novels”. ("Dime" es como se dice en EEUU a las monedas de 10 centavos. Se las llamaba así porque ese era su precio)
La celulosa que se usaba en esas revistas era de muy baja calidad y tendía a ser opaca, porque se usaba la pasta que sobraba de hacer papel de calidad estándar o simplemente sobras de celulosa de otros procesos, que se aprovechaba al máximo. Para poder aprovecharla y ayudar a darle consistencia, se usaban ácidos con esa pasta, que provocaban que al poco que le diera el aire, la luz y la humedad el papel se quedase amarillo, aunque no fuese realmente viejo o estuviera bien cuidado protegido.


No obstante, ese soporte tan barato ayudo que se creasen revistas a su vez muy baratas en EEUU que empezaron a ser la plataforma para que muchos autores de diversos géneros literarios se dieran a conocer. Debido al papel que se usaba, a estas revistas se las conocía como Pulp Magazines (“Revistas de pulpa”, sería una traducción bastante aceptable y estricta. Aunque lo dejaremos para mayor comodidad como “Revistas Pulp). En un principio, las publicaciones que usaban papel de mejor calidad se llamaban “Glossies “o “Slicks” para diferenciarse, y la palabra Pulp se usaba como algo despreciativo o peyorativo. De igual forma, se hablaba de escritores “Pulp” como si fueran escritores de poco talento o con escritos de poca calidad y muchos entendidos en literatura de la época venían a considerar las revistas Pulp algo así como un lugar para autores de poca calidad.
Y eso, siendo suaves...

Pero lo cierto es que, con el tiempo, se empezó a ver que las Pulp puede que tuvieran un soporte de aspecto poco atrayente y un precio bajo, pero había contenidos de calidad. Salieron revistas Pulp que cubrían toda clase de géneros y sub-géneros, tanto nuevos en su momento como los mas clásicos. Había de terror, de ciencia ficción, fantasía, “Espada y Brujería”, amorosa/erótica, detectivesca, de aventuras,del Oeste...incluso había publicaciones Pulp que no dudaban en dar cabida a varios géneros a la vez. Muchos personajes que luego han sido parte importante de la cultura del siglo XX y XXI, no solo en EEUU, si no en todo el mundo (Cthulhu, El Zorro, The Spirit, The Phantom,Conan el Bárbaro,Doc Savage Tarzan,...) empezaron su existencia gracias a las revistas Pulp. Estas revistas también acabaron siendo la base de la que empezaron a surgir, por ejemplo, los super héroes de cómic tal y como los conocemos ahora.


De igual forma, muchos autores que son grandes nombres de la literatura contemporánea empezaron escribiendo y dándose a conocer en revistas Pulp. Estamos hablando de nombres como Isaac Asimov, Ray Bradbury, H.P Lovecraft, Robert E. Howard, Fritz Lieber,Ursula K. LeGuin, Tanith Lee, Pamela Sargent , Clark Ashton Smith, L. Ron Hubbard, H.L Gold o Sprague DuCamp, por citar unos pocos de la inmensa cantidad de ellos que hubo. Si no hubiera habido revistas Pulp, nunca hubiéramos conocido los Mitos de Cthulhu, las aventuras de Fafhrd y Ratonero Gris o Red Sonja, por citar unas pocas que surgieron por primera vez en una de estas publicaciones.
De igual forma que los autores y sus historias, quedaron para la historia los nombres de las revistas mas importantes del genero, como Weird Tales,Amazing Stories, Unknown/ Unknown Worlds Magazine (De esta hablare en otra entrada), Astounding Science Fiction,The Magazine of Fantasy & Science Fiction, Strange Stories, etc. Y sus ilustradores, como H.W Scott, Edd Cartier, Manuel Islip, Graves Gladney,...

Las revistas de Pulp tenían un tamaño que acabo siendo conocido como el “formato Pulp”. Aunque solía haber variaciones entre publicaciones o entre diferentes momentos de una misma publicación, se conoce como “formato Pulp” al que tenia por dimensiones, según fuentes como la Wikipedia, 7 pulgadas x 10 pulgadas, con unas 128 paginas de media de extensión, lo que se traducía en unos 0,5 pulgadas de grosor. Es decir, 18 cm x 25 cm, con unos 1,3 cm de grosor. Ademas de ese formato Pulp, las publicaciones usaban también el tamaño “Sabana” (“Bedsheet” en ingles), de 9 ¾ pulgadas x 12 pulgadas (Unos 24 cm y poco x 38,5 cm), que al ser mas grande solía tener menos hojas. Mas tarde, salio el formato “Digest”, que es el mas pequeño de los tres, con 5 ½ pulgadas x 8 ¼ pulgadas (14 cm x 21 cm) y mas paginas, generalmente. Era algo así como el “Pulp de bolsillo”. El Digest se uso hasta hace poco en revistas como la TV Guide (Que nada tiene que ver con el Pulp) o la Reader's Digest (Que de ahí le viene el nombre). Las hojas solían estar unidas a veces de forma frágil por grapas o similares y no solían estar cortadas a guillotina, teniendo a veces los bordes de las hojas aspecto ligeramente dentado o irregular.
Los relatos se solían encargar a autores “de la casa”, se estaba abierto a relatos enviados por aficionados u escritores ajenos a la editorial por correo (O entregados en mano) o como se hacía en muchas editoriales, de las dos formas. Los relatos solían tener un tamaño que podía variar entre las 5000-8000 palabras como mínimo a las 10000-15000 palabras como máximo, pagando entre 2 a 8 centavos de dolar/palabra. Eso si, esto variaba de editorial a editorial, lo que iban a publicar, si el numero iba ser temático,...Los relatos solían ser auto-conclusivos, sin continuaciones, aunque a veces un mismo personaje o personajes podían salir en varias historias y hasta tener una saga de relatos propios con ellos como protagonistas, como por ejemplo las historias de Fafhrd y Ratonero Gris o las de Conan.
Por otro lado, dado que las revistas tenían un precio de venta muy bajo (25 centavos de dólar o menos. Había algunas que costaban menos de 10 centavos), eran muy asequibles y por lo tanto extremadamente populares.


El momento dorado del Pulp, según los entendidos en la material, viene a empezar con el inicio de los años 20 y dura hasta el inicio de la década de lo 40. El fin de las revistas Pulp, por otra parte, viene marcado sobre todo por el estallido de la Segunda Guerra Mundial y la entrada de EEUU en el conflicto en el bando de los Aliados, tras el ataque a Pearl Harbour por parte de los japoneses, aliados de la Alemania nazi. Con la entrada en la guerra, todos los recursos del país se pusieron a disposición del aparato bélico. Eso provoco que la producción de toda clase de bienes de consumo sufriera recortes, retrasos o cancelaciones para la población civil. El papel Pulp sufrió esos recortes como todo lo demás y eso obligo a las editoriales que las ponían a la venta (Street & Smith, DNA Publications, Rural Publications,...) a alterar el ritmo de publicación de sus revistas (Las que eran quincenales o mensuales pasaron a ser bimestrales o trimestrales) o directamente a cerrarlas. También fue importante el hecho de que muchos escritores fuesen llamados a filas o fueran encargados de realizar otras tareas, por ejemplo de propaganda. Aunque el final de la Segunda Guerra Mundial parece que podía dar oxigeno a las revistas Pulp, la aparición y generalización a los pocos años de otros formatos (Por ejemplo, las tapas blandas para los libros), u otros tipos de papel baratos y con mejor acabado que el de pasta mecánica, entre otras cosas, hicieron que al final se acabara el Pulp a todos los niveles en la década de los años 50: como revistas, como soporte y como formato.

Sin embargo, el Pulp había calado en profundidad, sus autores en muchos casos eran figuras de reconocido prestigio en sus géneros o figuras veneradas y admiradas si habían fallecido antes (Especialmente en los casos de Lovecraft y Howard). De igual forma, de las revistas Pulp y de su época se empezó a hablar como de algo maravilloso y especial, siendo buscadas avidamente por los coleccionistas y mostradas con orgullo por quienes las poseían.
Eso llevo a que algunas publicaciones volvieran, como Amazing Stories, con otros formatos y tipos de papel, aunque con una trayectoria errática y llena de cambios editoriales hasta hace prácticamente cuatro días. E incluso surgieron algunas publicaciones que imitaban a las revistas originales en sus formatos y su forma de ofrecer historias (En España sin ir mas lejos y hasta hace unos 10 años estaba la revista de la editorial Gilgamesh).
Pero lo que empezó a aparecer y con fuerza fueron recopilaciones de historias salidas en Pulp. Unas con un formato físico que recordaba a las viejas publicaciones pero de tiradas limitadas y otras en forma de libros en tapa blanda o incluso dura. Es irónico en cierta medida que algunas recopilaciones estén hechas en formatos lujosos y limitados, como tapas duras con ilustraciones, marca-paginas, comentarios al margen por parte de autores y especialistas, y toda clase de extras que hacen que sea carísimas a veces, cuando estas historias en un principio vieron la luz en el mas humilde de los formatos físicos posibles.
En tiempos mas recientes han salido en formatos digitales,tales como PDF, Epub, Mobi,..


El Pulp empezó, como ya se ha dicho en EEUU y rápidamente se extendió por el mundo anglosajón, especialmente a Reino Unido y Canadá. Fuera del ámbito anglosajón su extensión y aceptación fue diferente. En España, sin ir mas lejos, no fue algo muy conocido ni reconocido, aunque hubo formatos mas o menos parecidos. Tal y como era en EEUU llego mucho mas tarde, como una especie de moda retro. A principios de los 2000, hubo algunas editoriales que sacaron revistas manieristas. Es decir, a la manera de las publicaciones originales pero sin usar papel Pulp, como una revista que saco una editorial malagueña llamada Sulaco, a la que titularon Pulp!, allá por mediados de la década de los 2000.

Sin revistas Pulp muchas cosas que conocemos ahora y que son la base de muchas aficiones mas allá de la literatura, como los cómics o los juegos de rol sin duda alguna no existirían. El Pulp no solo dio a conocer una cantidad enorme de autores y artistas, si no que ha sido y es una influencia cultural considerable. Puede que a día de hoy exista aun gente que no aprecie las publicaciones Pulp o le de a un genero su nombre (Algo que yo creo que es erróneo, como ya he contado y demostrado), pero su influencia y peso es tan grande que no se puede obviar.

1 comentario:

  1. Nosotros de críos fuimos ávidos devoradores de La Sombra. Una amiga de mi madre nos regaló la edición española de un montón de las novelas que salieron en los 60 (creo) y que habían sido de su padre. Obviamente eso nos afectó tanto que la Sombra siempre fue un añadido cuando hacíamos partidas de Chtulhu :D

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails