sábado, 29 de abril de 2017

Farseer, de Bill King (W40K): Reseña

William “Bill” King (1959) es un autor mas que de sobra conocido en los ambientes de Warhammer, ya sea en Warhammer Fantasy o en Warhammer 40K. Empezó como uno de los desarrolladores de juego del Studio de GW y mas tarde despunto como escritor gracias a la creación de Black Library como filial literaria de la empresa matriz, tras sus inicios haciendo relatos cortos para la extinta GW Books, que es a su vez el antepasado de BL. Se hizo mundialmente famoso por las novelas de Ragnar Blackmane (W40K) y sobre todo por las de Felix y Gotrek (WFB. Ambas series luego las continuaron otros autores), y su éxito se afianzo y se acrecentó con obras como la trilogía de Solar Macharius (W40K) o la  trilogía de Tyrion y Teclis (WFB). Y eso quedándonos solo con su producción literaria para BL/GW, ya que ha escrito mas cosas fuera del paraguas de las multinacional británica.
Sus obras esta traducidas a varios idiomas y es un escritor muy querido por los aficionados mas veteranos a Warhammer, en cualquiera de sus vertientes.

Hay algunos puntos mas que notables en su biografía literaria. El mas conocido es, quizás, que fue el quien inauguro las novelas de WFB en Black Library con su bestseller Trollslayer  en el año 1999. Siguió escribiendo y publicando novelas para BL hasta 2003, cuando se publica en BL Gigantslayer, para volver 8 años mas tarde con la novela Blood of Aenarion (2011). Eso por la parte de WFB.

En W40K tiene un hito no tan conocido como otros y es el haber escrito la primera novela protagonizada por Eldar de W40K, titulada Farseer, publicada hacia la primavera-verano de 2002. Fue anunciada a lo grande en la WD 269 UK (mayo de 2002).
Supuestamente, iba a ser la primera novela de una trilogía que tenia como protagonistas a personajes de esta ancestral raza, y que en teoría entroncaría con la campaña mundial de El Ojo del Terror, que empezaría en 2003. Pero hubo algo que se torció por el camino y de esa trilogía solo salio el primer libro. Un año mas tarde salia la ultima novela de Bill King, para WFB. Farseer fue la ultima de W40K. Y no habría mas trabajos de el hasta 2011, cuando volvió por la puerta grande.
Así que, me ha parecido una buena idea dar un poco mas de luz sobre esta novela, reseñandola y contando algunas curiosidades que me he encontrado.

Farseer ha tenido tres ediciones, dos físicas y una digital. La primera de todas fue física saliendo en el mes de mayo de 2002, con tapas blandas a color, 288 paginas y con ilustración de portada de Paul Dainton. La segunda fue en 2010, también con tapas blandas a color pero con una portada muy simple como se puede ver sobre estas lineas y 320 paginas (32 paginas mas que el original, por el cambio de formato). Esta edición es muy peculiar: no hay stock de ella, la venta se hace por demanda directa por lo que cuando la encargas te tarda mas que cualquier otra en el catalogo de BL, ya que al no haber stock lo que se hace simplemente imprimirlas solo cuando alguien la solicita. Y que esta bajo el sello “Heretic Tomes” de BL. La excusa oficial es que los hechos que se narran no están adecuados al trasfondo actual de W40K, al estar basados o con personajes del trasfondo viejo del juego. En realidad, es porque se considera que tiene pasajes  que GW considera de “+18 años” (Una clasificación y un criterio muy arbitrario, en mi opinión, ya que hay novelas que se merecen tanto o mas estar bajo ese sello y no lo están). Finalmente, en 2012, salio la tercera edición, digital, de la novela, con la misma portada de 2010.
Solo ha salido en ingles.

La historia empieza con un Rogue-Trader, un príncipe-mercader y corsario al servicio del Imperio llamado Janus Darke. Antaño un hombre poderoso y rico, ahora es un hombre desecho, sin poder ni dinero. La fortuna le ha vuelto la espalda, le acosan los acreedores y esta con el agua hasta el cuello. Mas de lo que el se piensa, en realidad. Un día, dos extraños se le acercan en el puerto libre de Medusa (No tiene nada que ver con el mundo natal de los Manos de Hierro) y la hacen una proposición. Son dos Eldar llamados Auric y Athenys, y el trato es el siguiente: a cambio de una cantidad de dinero alucinantemente alta en gemas, que le permitiría no solo pagar sus deudas si no también recuperar parte de su prestigio y poder perdidos , tiene que llevarles a un planeta llamado Belial IV a recoger un objeto que los suyos dejaron abandonado hace milenios, cuando su raza cayo. Lo malo es que Belial IV esta dentro del Ojo del Terror, con todo lo que ello supone.
Al mismo tiempo, un Navegante de la casa Belisarius llamado Simon Belisarius recibe un mensaje que le obliga  a saldar parte de una deuda del pasado con el mundo Astronave de Ulthwe, que se contrajo con el llamado Pacto de Anwyn en el M31.
De esta manera, Janus, Simon, los dos Eldar y la tripulación del “Star of Venam” se van a embarcar en una peligrosa expedición, donde hay mucho mas en juego que la fama, el honor o las recompensas materiales.

Bill King hizo una apuesta muy arriesgada creo yo con esta novela. Y a varios niveles.
Aunque no es tan evidente como en los tiempos que corren actualmente, en aquellos años la gente ya se decantaba en W40K por novelas de acción a raudales con marines espaciales de protagonistas o en su defecto con  la Guardia Imperial (Aun no eran los “Astra Militarum”). Pero aquí lo que se nos propone es una novela donde la acción es escasa y solo esbozada y en la que no aparecen marines espaciales (Bueno, si. Hay UNO y de los Hijos del Emperador) y los personajes son Eldar, corsarios humanos y Navegantes. Es, básicamente, una novela de piratas de ciencia ficción con algunos de los clichés que se pueden ver por ejemplo en Piratas del Caribe.
Pero la apuesta de King no se quedo ahí. Sin duda alguna hace un verdadero homenaje a la novela del ya fallecido Barrington J. Bayle Eye of Terror (Traducida al español como Ojo del Terror. De esta ya hice una reseña hace tiempo) y en menor medida a la trilogía de las Guerras de la Inquisición de Ian Watson. Y como estos autores, no duda incluir cosas como el sexo (sobre todo lo mas depravado del sexo), las drogas y otros elementos que GW nunca ha gustado de ver en sus novelas. King los hace oscilar en el filo de la navaja de la censura, sin ser explicito y descriptivo en exceso, pero siendo algo mas que insinuaciones o esbozos a la vez. Uno de los pasajes que mas gusta a la gente para resaltar este hecho es este, la aparición de la nave del Caos “Pride of Sin”:

She looked old but huge, a warship of the most ancient Imperial design. From memory he called up all the blueprints and he could see she did not quite conform. Changes had been made. Turrets  had been added here and there, and weapons of a pattern with which he was not familiar. Gargoyles encrusted the hull like barnacles. A massive head grinned from the prow. It was shaped like the tip of an enormous horned phallic member bearing the scowling features of some ancient daemon. No mistaking what it was at all, it was a vessel of the slaves of darkness and it appeared to be coming for them.
Simon took another look at its wake. There was something disturbing about it, something touched by evil, and he was not sure what it was.

En pocas palabras y para que nos entendamos: La nave es una colosal polla con cuernos y cañones, ok?

La ultima apuesta de King en esta novela fue escribirla dando a entender que iba continuar. No es auto-conclusiva y se han dejado muchas lineas argumentales abiertas. King parecía estar muy seguro de que las siguientes novelas se publicarían, pero no fue así, seguramente por motivos editoriales que, conjeturo, acabarían llevando a Bill King a no escribir mas para BL durante casi una década. Por eso, cuando lees el libro y te lo terminas, te quedas con una sensación de “y ahora que??” apabullante pero, perfectamente lógica. A Bill King le preguntaron hace unos años se tenía pensado retomar la historia y concluir la trilogía. Lógicamente dijo que no. Ha pasado mas de una década, que se dice pronto y todo a cambiado tanto que es prácticamente imposible, al menos en el plano comercial, mas que nada porque GW no va a soltar prenda de sus licencias.

La novela tiene un ritmo denso, no es una novela de acción, que se atenúa con el numero de paginas y la disposición de los capitulos. Como he dicho mas arriba, las escenas de acción son pocas para un libro de W40K de unas 300 paginas y cuando ocurren parece que están ahí para cubrir unos mínimos y poco mas. Los personajes están correctamente perfilados pero no son como los personajes que salen en las novelas de Gotrek y Felix o en las de Ragnar, no tienen tanta profundidad de carácter ni riqueza de matices en las personalidades como los de otras de sus obras. King esta mucho mas interesado en mostrar porque los Eldar tienen miedo a viajar por la Disformidad en una nave humana, que empezar a perderse en sus complicadas personalidades o lo elegantes que son combatiendo y como lo hacen. King pone, por ello, mucho mas énfasis en las descripciones y el trasfondo que otra cosa. Por ejemplo, en el capitulo 14 de la novela (“Into Sha'eil”), tenemos una descripción pormenorizada de como es un viaje por la disformidad desde el punto de vista de un navegante. Un capitulo entero, que a mas de uno le puede hacer pesado. Y en otros capítulos, como el 16 (“The mark of the Eldar”) tenemos como un Eldar alecciona a un humano sobre la disformidad, los poderes psíquicos,etc .
Muy instructivo todo... si todavía eres de los que te gusta el trasfondo, claro. Si eres de los de “Pim-pam-PUM!” , mejor olvídate de este libro. Para eso, hay otros mas apropiados.

Una nota para los amantes de los marines espaciales y sobre todo de los Lobos Espaciales. Pese a que sale la casa Belisarius, la misma casa en la que sirvió Ragnar Blackmane como Cuchillo de  Lobo, no hay una sola mención a los hijos de Leman Russ.
El único marine que sale en toda la historia es Zarghan Ironfist, un marine de los Hijos del Emperador un tanto peculiar. Depravado, nihilista y arrogante como el solo es el antagonista maligno de los protagonistas, aunque tiene un cierto deje cómico que me hace preguntarme si King no lo habrá puesto como burla deliberada hacia los marines de Slaanesh en particular y de todos los marines en general.

Esta foto la saque de la Wikipedia Checa y dicen que es Bill King. Si es el (No se le ve la cara), esta claro que los años no han pasado y se le notan...
Por otra parte, King parece que en esta novela trata de no caer en algunos de sus “vicios”, o no tanto. Ya sabéis, repetir expresiones o figuras literarias en varias partes del libro o sacadas de otras obras suyas (Como por ejemplo el “manos como jamones” de las novelas de Felix y Gotrek). King hace eso mucho en sus trabajos y a veces te encuentras pasajes casi “copypasteados” de unas obras en otras. Aquí, salvo repetir tres veces en tres lugares diferentes un símil sobre el sonido de las castañuelas y que todo el mundo fuma en “hookah” (Una pipa de agua, como las que usan mucho en los países árabes para fumar) sean humanos, seguidores del caos o Eldar, no hace nada de eso. Ahora bien, el propio King en su web dijo que cuando estaba escribiendo las novelas de Macharius, volvió a repasarse Farseer en especial en lo referente a los Rogue-Trader y los Navegantes. Así que si alguien ha leído la trilogía de Macharius, igual puede picarle la curiosidad ver que ha tomado de este libro si es que al final tomo algo.
Old habits die hard” dicen los anglosajones...

En definitiva, Farseer creo que fue parte de un gran gambito de Bill King que no acabo saliendo bien, por el motivo exacto que fuese. Esta novela fue una apuesta muy arriesgada ya en 2002, no digamos ahora. La novela no esta mal escrita en mi opinión, aunque creo que Bill King tiene algunas obras mucho mejores, al menos parcialmente (Por ejemplo, me gusta mas como trata el carácter de los personajes en las primeras novelas de Ragnar). Se deja leer, vamos. De todas formas, esta muy alejada de lo que la gente le pide a BL desde hace 15 años y que BL vende.
Si te has cansado de tanto bruto en servoarmadura, discursos excesivamente épicos y tanta sangre a mares hasta el absurdo, y te gusta el trasfondo o buscas ideas para una partida de rol, pues igual no sería mala idea pegarle un vistazo a este libro, que se ha quedado en lo que es y no en lo que pudo haber sido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts with Thumbnails