domingo, 30 de abril de 2017

El caso Lampasi y el uso de los JdR como arma judicial

Durante la década de los años 80, los juegos de rol en general y D&D en particular fueron llevados varias veces a juicio, generalmente como parte de un proceso judicial por asesinato o intento de asesinato.
Unas veces como elemento acusador y otros como elemento exonerador, usando por ejemplo la teoría de la “defensa por intoxicación”, que popularizo Ellis Rubin con el caso de Ronny Zamora en 1977. La propia estrategia original de “intoxicación”  en el caso de Ronny Zamora tuvo un éxito escaso, aunque si mucha repercusión mediática (Fue el primer juicio televisado con un menor implicado), por lo que no se sabe que esperaban realmente conseguir lo detractores de D&D con esa estrategia.

El caso Lampasi (“El condado de Orange contra Ronald Lampasi”, 1985, para ser mas exactos) se puede considerar como uno de esos casos arquetipo del uso de la afición o supuesta afición de un imputado por los juegos de rol como elemento acusador principal por parte de la fiscalía, partiendo de teorías “ocultistas-religiosas-mágicas” por parte de los letrados, obviando de paso otras aproximaciones o teorías mas convencionales, en especial cuando el caso tenia como protagonistas niños o adolescentes y había violencia por medio.

La historia fue la siguiente: El 4 de junio de 1983, Ronald Lampasi (Ron, para los amigos), un chico unos 16 años, confeso en la comisaria de la localidad californiana de Costa Mesa (Una de esas “nuevas ciudades” que aparecieron en EEUU hacia mitad del siglo XX) haber matado de un tiro en la cabeza a su padre John B. Lampasi, de 60 años. Cuando las fuerzas policiales llegaron a la casa, se encontraron a Mr Lampasi muerto y a su esposa Ruth Lampasi, de 45 años, tirada en un charco de sangre con otro disparo en la cabeza, pero milagrosamente viva. Ella sobrevivió.

La investigación policial sobre el entorno familiar y social de los Lampasi a raíz de los hechos acontecidos, arrojo algunos datos llamativos que podían dar una explicación o un móvil  para lo que hizo Ronald.
Ron no era hijo natural ni de John ni de Ruth. Nacido hacia 1967, fue abandonado por su padre biológico un año mas tarde junto con sus hermanas mayores Sheryl (de 3 años) y Joanna (de 4 años). El padre, al parecer era drogadicto. Poco mas tarde, su madre biológica también les abandono, dejándolos al cuidado de la abuela de los niños, tras lo cual también desapareció de sus vidas. La abuela, por su parte los dio en adopción y hacia 1969 fueron acogidos por los Lampasi, una pareja de clase media. El era gerente de una empresa de construcción local llamada Tony's Building materials y ella ama de casa. En 1977, los adoptaron como hijos.

La familia Lampasi era una familia en apariencia normal e integrada, sin quejas por parte del vecindario. Pero todo cambio el 29 de enero de 1980,teniendo Ronald unos 13 años, cuando Mr Lampasi fue detenido bajo la acusación de haber abusado sexualmente de sus dos hijas adoptivas. La mayor se lo había confesado a una de sus amistades del instituto, que a su vez denuncio los hechos al administrador del Costa Mesa High School. El fue el encargado de dar parte a la policía local. Las dos hermanas relataron que los abusos por parte del padre habían sido continuados durante años, pero que no se habían atrevido a dar el paso porque ambos progenitores eran “física y verbalmente abusivos”. Según las hermanas, Ron no había recibido abusos físicos (o al menos ellas no tenían noticia de ellos), pero estuvo presente en una fuerte discusión entre las chicas y la madre adoptiva previa a la confesión y posterior acción policial.
Mediante un acuerdo extra-judicial, Mr Lampasi se declaro culpable de uno de los abusos y cumplió 5 meses de condena en la prisión de County, perdiendo ademas la custodia de las hijas (Aunque no la del hijo, paradojicamente). Estas, que contaban con 15 y 16 años fueron dadas de nuevo en acogida, pero tiempo mas tarde se fugaron y desaparecieron del panorama.

Ronald no era un estudiante brillante y sus notas podían oscilar entre las B (Notable) a las F (Deficiente), pero todo el mundo coincidía en que era un chico muy tranquilo, para nada problemático y muy cariñoso con su madre adoptiva.

La reconstrucción de los hechos dictamino que el 2 de junio de 1983, Ronald se dirigió a casa y usando un arma de fuego propiedad de los Christianson (Unos vecinos, amigos de la familia, cuyo hijo David Christianson era amigo intimo de Ronald) cometió el crimen. Llegado al salón, encontró a Mr Lampasi viendo la televisión y le disparo a bocajarro un tiro en nuca, matándolo en el acto.
Un poco mas tarde, cuando Mrs Lampasi volvía de un restaurante cercano, fue disparada en la cabeza, pero no por Ronald, sino por su amigo David Christianson (De 15 años, por aquel entonces) con la misma arma homicida, quedando gravemente herida, según su propia confesión. Dos días estuvo debatiéndose entre la vida y la muerte con un proyectil alojado en la cabeza en la cocina de la casa, sin que Ronald hiciera nada por ella pese a saber que aun vivía. Ronald estuvo en casa dos días actuando “con normalidad” y pasados esos dos días, se entrego a la policía.

El 14 de junio de 1983, Ronald Lampasi fue puesto a disposición judicial y el día 7 de junio de 1985, contando ya Ronald con 18 años y tras tres días de deliberaciones por parte del jurado, fue declarado culpable en la corte superior de justicia de Costa Mesa.
El juez instructor del caso fue  James Cook. El abogado defensor  fue por Paul Stark y el fiscal fue Mike Maguire. Ronald Lampasi fue condenado a 25 años de prisión:15 por asesinato con predeterminación usando arma de fuego y 10 mas por el  intento de asesinato de Mrs Lampasi. Los primeros años, hasta la edad de 25, los cumpliría en un correccional y los siguientes en prisión. Pese a ser menor, fue juzgado como adulto.
A día de hoy, y ya cumplida su condena por estos delitos, Ronald Lampasi se encuentra actualmente en libertad (Al menos, hasta donde se sabe).

La sentencia fue peculiar por muchos motivos. En teoría, Ronald debía haber sido condenado a 37 años por el asesinato de Mr Lampasi, pero el juez considero como atenuantes su situación familiar y personal del chico,junto con el hecho de que dio por validas las alegaciones de maltratos que afirmo haber sufrido, incluidos los sexuales. Los 10 años adicionales haciendo caso a la prensa fueron por intento de asesinato de su madre adoptiva, pero según los hechos y confesiones deberían haber sido por denegación de auxilio al menos, ya que según el testimonio de la madre en el juicio, el que la disparo fue David y no Ronald, tal y como había dicho Ronald y pese a que David acuso a Ronald de ambos disparos y de haber robado el arma de casa de sus padres. Mas curioso es el hecho de que el caso contra David Christianson fue sobreseguido, según la prensa local, un año antes.

Sin embargo, desde el punto de vista de la historia de las campañas anti-D&D/ anti-juegos de rol en EEUU, lo mas llamativo fue como prepararon la defensa y la acusación (Sobre todo esta) el juicio. Mr Stark intento rebajar la condena al considerar que era homicidio en segundo grado (Y por lo tanto, merecía una condena inferior), ya que dijo que Ronald desde la marcha de sus hermanas o quizás antes incluso, vivía en un ambiente de gran presión, con abusos de todo tipo por parte del padre, hasta el punto de ser llevado a un punto sin retorno y haber actuado a la desesperada para librarse de el y los abusos.
Por contra, Mr Maguire, afirmo que Ronald usaba el tema de los abusos y el ambiente familiar como escusa para intentar salir mejor librado, sabedor de los antecedentes de su padre, el caso de sus hermanas, exagerando pues ampliamente a situación. Mr Maguire afirmo que Ronald había cometido los asesinatos impulsado por su supuesta adoración al Maligno. La prueba era que jugaba a D&D, según el testimonio de un compañero de clase llamado Henry Tuttle, que dijo que en una partida el personaje de Ronald había “sido forzado a matar para pasar a una nueva fase del juego” y que eso seguro había perturbado su mente.
Mr Cook rechazo de plano la teoría satánica-ocultista de Mr Maguire y se inclino parcialmente por la de Mr Stark. Dictamino que había una base real en lo de los abusos y la presión en el ambiente familiar (Por eso rebajo la condena de 37 años a 15 en el caso del homicidio), pero dio el máximo de pena (10 años) por la actitud de Ronald hacia su madre, dado que, ni la auxilio ni la remato, dejándola agonizar al considerarla culpable también de todo lo que había sufrido, por no haber intervenido y que le chico se sentía traicionado. Considero que  su actuación había sido “fría y carente de corazón” y que no habría tratado así “ni a una de las mascotas de la familia”.
Mr Maguire recurrió, pero sin éxito y esta fue confirmada mas tarde.

Como nota adicional, el caso tuvo una bastante cobertura en los medios de la costa oeste de EEUU, y los periodistas de Los Angeles Times Jerry Hicks (Hizo la mayor parte de la cobertura) y George Frank siguieron el proceso. La prensa se hizo eco rápidamente porque pronto se puso en el punto de mira D&D, debido sobre todo a las afirmaciones de Mr. Maguire y pese que fuentes de la investigación policial consultadas por la prensa afirmaban que esa teoría tenia “como mucho el merito” de ser un punto de unión entre el crimen y los abusos del pasado.
Mr. Stark intento hacer que se desestimara la teoría “esotérica”, pero pese a contar con el apoyo de otro juez (Magistrado Robert H. Green) que consideraba, para el caso, la practica de “D&D irrelevante”, el juez Cook la dio por valida en el juicio, aunque al final la desestimo totalmente

El caso Lampasi, que curiosamente no tuvo mucho eco en publicaciones anti-juegos de rol como las de BADD, y esta fechado como uno de los últimos casos en los que se trato de usar los juegos de rol como arma incriminatoria.
Agotada la vía “esotérica” como forma de acusación, trataron en adelante de usar la vía “intoxicadora” como intento de conseguir la libertad, rebajas de condena o internamientos en centros psiquiátricos de acusados de asesinatos, cuando los acusados habían tenido alguna relación con D&D, para probar que D&D y los juegos de rol en general eran pernicioso. Pero no tuvieron éxito, ya que  algunos acusados acabaron en el corredor de la muerte por sus delitos y ninguno fue exonerado.
El baile de estrategias esgrimidas, la debilidad de las teorías (Basadas a veces en verdaderos disparates) y la categoría mas mediática que moral de los defensores de estas teorías (Patricia Pulling y BADD, por un lado, y el Dr Thomas Radecki y la NCTV, por otro) acabaron siendo decisivos para mostrar la inutilidad de esas estrategias, las de un tipo y las del otro.

Es un caso poco conocido, pero muy bien documentado, gracias a la labor de la gente de la web http://www.kismetrose.com

Os aconsejo visitarla.

1 comentario:

  1. Recuerdo haber visto un documental del tipo "crimenes imperfectos" hace años. En EEUU hoy en día aún se utilizan argumentos del tipo "lee comics, juega a rol., o permite a nuestro hijo leer y jugar.." en procesos de separación y divorcios, o incluso en denuncias contra tiendas de comics y juegos. Es una de las razones por las que que se crearon entidades como la Comic Book Legal Defense Fund.

    Menudo país :___D

    ResponderEliminar

Related Posts with Thumbnails